Lucía Astorga. 15 mayo
El juez Roberto F. Caldas (hablando), durante una audiencia en la cual al Corte IDH escuchó argumentos para resolver la consulta planteada por Costa Rica. Foto: Jeffrey Zamora
El juez Roberto F. Caldas (hablando), durante una audiencia en la cual al Corte IDH escuchó argumentos para resolver la consulta planteada por Costa Rica. Foto: Jeffrey Zamora

El jurista brasileño Roberto F. Caldas, renunció a su cargo en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), para hacer frente a una denuncia por violencia intrafamiliar presentada por su exesposa, Michella Marys.

El organismo internacional, con sede en Costa Rica, informó por medio de un comunicado de prensa, que el expresidente del organismo internacional presentó el 11 de mayo una solicitud de licencia indefinida.

Posteriormente, el día de ayer, lunes 14 de mayo, se recibió su renuncia formal al cargo.

"Tal como es de conocimiento público, Roberto F. Caldas fue denunciado por supuestos actos de violencia intrafamiliar en instancias judiciales brasileñas. En cuanto a estas acusaciones, el presidente de la Corte Interamericana (el mexicano Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot) resaltó la importancia de que se investiguen los hechos de manera diligente, pronta y oportuna en el marco de un debido proceso", señala la nota de prensa.

"Sin perjuicio de lo anterior, (Ferrer) condena todo tipo de violencia contra la mujer", añade la comunicación.

La decisión del juez de separarse de su puesto se da luego de que trascendiera en medios brasileños que la exesposa del letrado, Michella Marys, lo acusó de agresiones, maltratos, asedio moral y violencia doméstica.

Caldas se desempeñó como juez de la Corte IDH desde el 1.° de enero de 2013, su mandato debía culminar el 31 de diciembre del presente año y presidió el tribunal internacional entre 2016 y 2017.