AFP. 22 marzo, 2018

Coatzacoalcos, México. El periodista Leobardo Vázquez Atzin fue asesinado a balazos este miércoles frente a su casa en Veracruz, un estado del este de México con fuerte presencia del crimen organizado y el más peligroso del país para ejercer el periodismo.

El asesinato tuvo lugar en la noche en el municipio de Gutiérrez Zamora, “en frente de su domicilio”, dijo Ana Laura Pérez, presidenta de la Comisión Estatal para la Atención y Protección a Periodistas (CEAPP).

Según Pérez, el periodista, de 48 años, fue baleado y no había reportado amenazas a la CEAPP, pero ahora sus compañeros dicen que “tenía amenazas de algún notario”.

Vázquez Atzin trabajó para el periódico Opinión de Poza Rica hasta finales del año pasado, y actualmente administraba el sitio Enlace Informativo Regional, en la plataforma de Facebook, aseguró Pérez.

Según un reporte policial al cual tuvo acceso la AFP, la esposa de Vázquez se encontraba dentro de su casa cuando “escuchó de 3 a 4 detonaciones de arma de fuego, por lo que se trasladó en busca de su esposo a un costado de su domicilio, donde tenía un puesto de tacos”.

El cadáver de Vázquez se encontraba “tirado en el suelo”, sin pista de los agresores, añadió el informe.

Con más de un centenar de comunicadores asesinados desde el 2000, México es considerado por organizaciones civiles como uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, y Veracruz es el estado más letal con más de una veintena ultimados.

Este estado, que bordea el golfo de México, es escenario de violentos enfrentamientos entre carteles narcotraficantes que se disputan el territorio y se financian por medio de secuestros y extorsiones, muchas veces con la connivencia de autoridades locales.

Vázquez es el primer periodista asesinado en Veracruz en lo que va del 2018. El año pasado, fueron ultimados cuatro reporteros en este estado.

Durante el mandato del gobernador Javier Duarte (2012-2016), ahora encarcelado por corrupción, fueron asesinados al menos 20 periodistas en Veracruz y otros cinco permanecen desaparecidos, según la organización Artículo 19.

Esta ONG contó a 12 reporteros asesinados en México en 2017, mientras que Reporteros Sin Fronteras mantuvo la cifra en 11, pues aún investiga la situación profesional y las circunstancias de la muerte de un reportero en Veracruz.