Interés Humano

Ohio aprueba darles armas a maestros tras capacitación de 24 horas

Cada centro educativo decidirá si implementa la medida. Asociaciones educativas y de madres denuncian que el plan hará las escuelas más inseguras

Columbus. El Congreso del estado norteamericano de Ohio aprobó autorizar que los docentes porten armas de fuego en los centros educativos, tras una capacitación que duraría como máximo 24 horas. El texto de la Ley de la Cámara 99 no especifica el periodo mínimo de formación.

La norma aprobada esta semana por el Congreso de Ohio, controlado por el Partido Republicano, es opcional, por lo que será cada centro educativo el que decida si se acoge a ella, informó la filial en Cleveland de la cadena ABC.

Al menos cuatro de las 24 horas de formación serán “basadas en escenario” o ejercicios simulados de entrenamiento, sin que el texto especifique si se utilizará armamento real en esta “formación táctica con armas de fuego”. Los usuarios de estas armas se someterán cada año a una comprobación de antecedentes.

La ley incluye, además, una revisión anual de la formación de un máximo de ocho horas, así como la creación del Centro de Seguridad Escolar y de Crisis de Ohio para desarrollar el temario de la formación. El texto fue aprobado definitivamente con 54 votos republicanos a favor y 31 votos demócratas y dos republicanos en contra.

Hasta ahora, un maestro debía convertirse en agente de paz, con más de 700 horas de formación, para poder portar un arma. Un policía recibe 60 horas de formación sobre armas de fuego, de las cuales 46 son en campo de tiro.

Grupos como Madres por la Rendición de Cuentas, Madres Exigen Medidas, la Asociación Educativa de Ohio o la Fraternal Orden de Policía de Ohio han advertido que con esta nueva ley las escuelas serán mucho menos seguras.

La Asociación de Armas de Fuego Buckeye piensa lo contrario. “Hemos aprendido con el tiempo que cuanto más rápidamente se ataca a un asesino activo, más vidas se salvan”, apuntó un portavoz del grupo, Rob Sexton.

Un total de 19 niños y dos educadoras murieron el 24 de mayo en Uvalde, Texas, por los disparos de un joven que con 18 años recién cumplidos adquirió armamento. El caso reabrió el debate sobre la posesión de armas en Estados Unidos.

En el senado de los Estados Unidos, un grupo interpartidista de senadores trabaja en un modesto proyecto de control de armas de fuego. El grupo se ha concentrado en la seguridad en escuelas, reforzar los servicios de cuidado de la salud mental e incentivas para que los estados concedan a las cortes la capacidad de quitar temporalmente las armas de personas consideradas como peligrosas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.