Por: AP, AFP.   8 marzo

Mujeres se movilizan en reclamo en derechos

Buenos Aires. Pañuelos verdes por la legalización del aborto en Argentina. Huelga de “brazos caídos y piernas cerradas” en el Congreso de Ecuador. Guirnaldas de papel con nombres de víctimas de feminicidio en Bolivia. Flores y velas en el reclamo de justicia por la muerte de 41 niñas por el incendio de un hogar de acogida en Guatemala.

De norte a sur, cientos de miles de mujeres de América Latina proclamaron en su día la desobediencia contra el patriarcado que padecen a diario bajo la forma de violencia física y simbólica y de desigualdad en materia de derechos en una de las regiones del mundo en las que el machismo todavía impera con fuerza.

En España, millones de personas se lanzaron a las calles en este Día Internacional de la Mujer, participando en una inédita huelga general y en marchas que inundaron varias ciudades del país, en defensa de sus derechos.

Según los dos mayores sindicatos del país, Comisiones Obreras (CCOO) y UGT, 5,9 millones de personas participaron en los paros de dos horas por turno de trabajo que habían convocado.

Manifestantes con pancartas protestan en la Puerta del Sol, en Madrid, para defender los derechos de las mujeres en el Día Internacional de la Mujer. España celebró este día, el 8 de marzo, con una huelga general sin precedentes en defensa de sus derechos, que vio la cancelación de cientos de trenes e innumerables protestas programadas a lo largo del día.
Manifestantes con pancartas protestan en la Puerta del Sol, en Madrid, para defender los derechos de las mujeres en el Día Internacional de la Mujer. España celebró este día, el 8 de marzo, con una huelga general sin precedentes en defensa de sus derechos, que vio la cancelación de cientos de trenes e innumerables protestas programadas a lo largo del día.

Mareas de mujeres con predominio del color lila y ambiente festivo abarrotaron las calles del centro de Madrid y Barcelona, luego de que durante el día se sucedieran una concentración tras otra en Valencia, Sevilla, Bilbao o Palma de Mallorca.

En la capital catalana, la policía municipal cifró en 200.000 los manifestantes, que a gritos de “viva la lucha feminista” colmaron la amplia avenida del Paseo de Gracia.

“Esto de hoy debe ser un punto de partida para cambiar las cosas”, dijo en esa marcha María Àngels Pina, profesora de 60 años con un lazo lila en la solapa. “La igualdad real todavía está muy lejos”.

Las mujeres polacas manifestaron en 40 ciudades del país. “El tema del aborto se impone hoy”, declaró Marta Lempart, militante feminista.

El parlamento, dominado por la derecha conservadora, trabaja en un proyecto de ley que, si se adopta, prohibirá el aborto y lo permitirá solo en caso de riesgo de la madre y embarazo por violación o incesto.

Unas 300 mujeres participaron en una carrera de 900 metros en una avenida de Mosul, la segunda ciudad de Irak, recuperada en julio tras estar en manos de yihadistas del grupo Estado Islámico.

El Museo egipcio de El Cairo expone de manera excepcional tres tesoros que ilustran el papel de las mujeres en el antiguo Egipto.

Una mujer escribe la palabra Libre sobre su amiga en una protesta del Día Internacional de la Mujer en Santiago, Chile, el jueves 8 de marzo.
Una mujer escribe la palabra Libre sobre su amiga en una protesta del Día Internacional de la Mujer en Santiago, Chile, el jueves 8 de marzo.

Una de estas obras es un busto en cuarcita de Nefertiti, reina de legendaria belleza que ejerció un papel político y religioso fundamental hace más de 3.300 años junto a su esposo el faraón Akenatón.

El diario francés Libération se vendió el jueves 25% más caro a los hombres que a las mujeres, para simbolizar la desigualdad salarial entre los sexos. El primer ministro Edouard Philippe anunció una batería de medidas para terminar con las desigualdades entre hombres y mujeres en el mundo laboral.

Por iniciativa de Amnistía Internacional, una decena de personas, entre ellas Ksenia Sobtchak, candidata opositora a la elección presidencial del 18 de marzo, se reunieron ante la cámara baja del Parlamento ruso (Duma), en Moscú , para apoyar a dos periodistas que han denunciado por acoso sexual a un diputado, Léonid Sloutski.

En América Latina

Apiñadas, a paso de tortuga, decenas de miles de mujeres marcharon en Buenos Aires y varias capitales latinoamericanas para repudiar la violencia de género.

“Mujer bonita es la que lucha”, rezaba una de las pancartas con las que mujeres de todas las edades y condición social coparon las calles del centro de Buenos Aires, al punto que la marcha no avanzó porque su recorrido estaba colmado antes de arrancar.

La consigna general fue el rechazo a la violencia hacia las mujeres, en un país que con 42 millones de habitantes registró 292 casos de femicidios en 2017.

Pero también cobró fuerza este año el apoyo a una ley del aborto, que por primera vez debatirá el Congreso.

Argentina fue pionera en el movimiento contra la violencia de género, con la agrupación “Ni una menos” surgida en 2015. Tres años más tarde, el activismo se ha generalizado.

En México, donde un promedio de 7,5 mujeres son asesinadas por día, estaba prevista una marcha en la tarde-noche.

La despenalización del aborto también fue consigna en El Salvador, país con una de las legislaciones más drásticas.

Mujeres brasileñas participan en una manifestación por el Día Internacional de la Mujer en el centro de Río de Janeiro, Brasil, el 8 de marzo.
Mujeres brasileñas participan en una manifestación por el Día Internacional de la Mujer en el centro de Río de Janeiro, Brasil, el 8 de marzo.

Al frente de la marcha se colocó Teodora Vásquez, liberada el 15 de febrero luego de estar encarcelada por casi 11 años por un parto inesperado.

“Es necesario despenalizar el aborto porque muchas mujeres que se enfrentan a emergencias obstétricas son acusadas penalmente y están llegando a la cárcel donde se marchitan injustamente”, declaró Vásquez.

En Honduras, grupos feministas exigieron justicia por el asesinato, hace dos años, de la ambientalista Berta Cáceres, mientras se iniciaba el juicio contra un supuesto autor intelectual del crimen.

Nueve personas están detenidas por el caso, incluyendo el presidente de la empresa Desarrollos Energéticos S.A., Roberto Castillo un militar retirado egresado de la escuela estadounidense de West Point, capturado el viernes anterior a petición de la fiscalía.

La ambientalista tenía medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por las amenazas que recibía de Castillo y otros ejecutivos de la empresa por su oposición a la construcción de una represa en un río que baña el territorio de indígenas lenca.