GDA/ La Prensa Gráfica. 14 marzo
Vista desde afuera del centro de cuarentena de Jiquilisco. Foto: AFP.
Vista desde afuera del centro de cuarentena de Jiquilisco. Foto: AFP.

San Salvador. La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador ordenó al gobierno de Nayib Bukele dar un trato digno a los salvadoreños que están en cuarentena por las medidas tomadas para prevenir el ingreso del nuevo coronavirus al país centroamericano.

El tribunal se pronunció tras la admisión a una demanda de hábeas corpus que interpuso un abogado, donde pidió garantizar buenas condiciones para el aislamiento de 56 personas recluidas en un albergue.

El recurso fue presentado por el abogado Ricardo Langlois a favor de los primeros 56 salvadoreños que están en cuarentena desde el miércoles, supuestamente en la Segunda Brigada de la Fuerza Armada. Este viernes, el gabinete de salud ampliado confirmó que ya se elevó a 475 el número de personas aisladas en sedes ubicadas en La Libertad, San Salvador, Usulután y Chalatenango.

En la resolución, la Sala dejó claro que mantiene la cuarentena de 30 días que desde el miércoles pasado decretó el presidente Bukele, para todos los salvadoreños que regresan desde cualquier país. Aunque la cuarentena sigue vigente, los magistrados ordenaron al Gobierno que garantice atención médica, alimentos y agua potable para beber e higiene personal a todos los que están en albergues.

La demanda se basó en publicaciones en Twitter que hizo el usuario David Pleités, quien denunció que el Gobierno no garantiza las condiciones mínimas para aislarlos de otros pasajeros que podrían estar contagiados del virus Covid-19. Pleités aclaró que no tiene relación con la demanda.

“Ya están trabajando en resolver las carencias en los albergues de cuarentena. Se colocarán incluso juegos y wifi gratis. Pero la primera acción es la contención. Aunque cause molestias temporales”, reaccionó Bukele en Twitter.

Varios internados reportan malas condiciones de higiene y hacinamiento en los centros. Foto: La Prensa Gráfica.
Varios internados reportan malas condiciones de higiene y hacinamiento en los centros. Foto: La Prensa Gráfica.
‘Aquí no hay ningún tipo de plan’

Dino Safie, la voz líder del grupo musical católico Totus Tuus, es uno de los cientos de salvadoreños que se encuentran en el centro de cuarentena habilitado en el municipio de Jiquilisco, del Usulután, y desde el jueves comenzó a relatar en su cuenta de Instagram la situación que están pasando en el lugar. Él ingresó desde Guatemala.

Safie comenzó su historia contando que la Policía los escoltó hasta el lugar en la noche del jueves pero los agentes no sabían dónde quedaba el centro y anduvieron dando “vueltas y vueltas” antes de dar con su ubicación.

“Cuando llegamos nadie daba indicaciones”, dijo. Contó que les dijeron que no había comida porque no era hora de comer, pese a que los habían tenido detenidos desde las 4 p. m. En el lugar se encontró con un grupo de once ancianos que recientemente tuvieron una operación quirúrgica.

Además, había gente que andaba “vagando sin saber qué hacer porque no hay encargado”, contó.

En la madrugada de este viernes contó que les habían tomado primero la temperatura, luego los censaron y después les dieron una cama donde dormir. Sin embargo, dijo que los camarotes no son suficientes y a él le tocó dormir en el suelo, en una colchoneta.

Durante su relato denunció que hay demasiadas personas durmiendo en el mismo cuarto “sin comida, sin poder salir, en una galera” y cuestionó si no era ese un punto de infección grave.

“No hay un ventilador. Si van a hacer la cuarentena, esta no es la forma”, “gente cumple 24 horas sin comer, hay ancianos y niños, han mezclado gente de todos los países con casos y sin casos (de coronavirus)”, dijo en otras historias de la red social.

Safie considera que corren riesgo de enfermarse de dengue por la gran cantidad de mosquitos que hay en el lugar donde las ventanas no tienen protección y tampoco hay ventiladores que los espanten.

“La mitad de la gente está despierta y ya está enojada”, decía este viernes por la mañana.

“Nayib Bukele, tener en un albergue sin comida y sin papel higiénico a personas provenientes de todos los países mezclados es un error”, reclamó más tarde.

El joven contó que tenía una galleta pero se la regaló a una señora que llevaba ya 24 horas sin comer. “Trajeron unas barritas de granola pero se acabaron, nosotros ni siquiera nos formamos porque los viejitos tenían que comer, el baño está empozado (con) el agua”, lamentaba.

“Si estamos en un lugar donde no hay higiene, no hay comida, no hay ni siquiera protección en las ventanas para que (no) entren los mosquitos, está topado de mosquitos, muriéndonos de calor… la gente se va a morir de otra cosa, no de coronavirus”, expuso en otro de sus videos.

Safie pidió “que pasen la voz” sobre la situación que están sufriendo. “Aquí no hay ningún tipo de plan, no tienen ningún tipo de orden, no hay comida, no hay suficientes doctores, hay demasiada gente, no hay suficientes camarotes, yo estoy durmiendo en el suelo”, contó.

Minutos después avisó que en el lugar ya se habían quedado sin agua, que después de 30 horas sin comer llevaron dos pupusas de frijol y que les habían dado unos “kits” con algunos objetos de higiene y después llevaron una pila plástica.

A medida que su relato fue compartido, dijo que la situación había mejorado y dio gracias a las personas particulares e instituciones privadas que han colaborado llevando donativos.

“La situación ha mejorado bastante, trajeron almuerzos, insumos, donaciones de bastantes personas, muchísimas gracias a la gente que está echando la mano”, expresó.