AFP. 31 agosto
El presidente Donald Trump participó en la recaudación de fondos republicana en el Carmel Country Club, en Charlotte. Foto: AP
El presidente Donald Trump participó en la recaudación de fondos republicana en el Carmel Country Club, en Charlotte. Foto: AP

Washington. El gobierno de Estados Unidos anunció este viernes que no financiará más la agencia de la ONU para refugiados palestinos (Unrwa).

"Estados Unidos no quiere dar más financiación adicional para esta operación irremediablemente sesgada", dijo Heather Nauert, vocero del Departamento de Estado, en un comunicado en el que acusa a la agencia de aumentar "de manera exponencial" el número de palestinos elegibles para el estatus de refugiados. "Simplemente esto no es viable", señaló

"Cuando hicimos una contribución de $60 millones en enero, dejamos en claro que los Estados Unidos no tenían la intención de soportar la desproporción de la carga de costos del Unrwa, de la que nos ocupamos durante muchos años", dijo.

Esta contribución de $60 millones era drásticamente menor a los pagos anteriores de Estados Unidos, que históricamente ha sido el principal país donante del Unrwa. En el 2017, Washington aportó otros $350 millones.

"Más allá de las necesidades de financiación, y de no lograr un reparto equilibrado de la carga" entre los donantes, la administración Trump cuestionó el "modelo" de Unrwa.

Washington tiene la intención de "intensificar el diálogo con las Naciones Unidas" y otros actores para encontrar "nuevos modelos y nuevos enfoques, que puedan incluir la asistencia bilateral directa de los Estados Unidos y otros socios".

La vocera dijo que las autoridades estadounidenses estaban "conscientes y profundamente preocupadas por el impacto" de esta situación "en los palestinos inocentes, especialmente los estudiantes".

El anuncio se produce una semana después de la decisión de Estados Unidos de cancelar más de $200 millones en ayuda bilateral a los palestinos.

La Autoridad Palestina ha rechazado todo contacto con Washington desde que Donald Trump anunció a fines del 2017 su reconocimiento unilateral de Jerusalén como la capital de Israel, y acusa a la administración estadounidense de negar sus compromisos internacionales al cortar la ayuda.