AFP. 12 septiembre
El huracán Dorian destruyó la vivienda de Ron Smith en la isla Gran Bahama. Además, le arrebató a un hermano.
El huracán Dorian destruyó la vivienda de Ron Smith en la isla Gran Bahama. Además, le arrebató a un hermano.

Nassau. Alrededor de 1.300 personas siguen desaparecidas en las Bahamas tras el paso del huracán Dorian, dijeron el jueves las autoridades, que redujeron la cifra frente a las 2.500 reportadas previamente.

La agencia de gestión de emergencias de Bahamas (NEMA) atribuyó la disminución al hecho de haber comprobado si las personas cuyo paradero se ignora estaban en los refugios para damnificados.

Las autoridades han dicho que el devastador meteoro de categoría 5 ha dejado hasta ahora 50 fallecidos. Pero también han expresado su temor de que el número se incremente de manera significativa.

“Según la información que tengo, y lo que sé, hay cientos de personas muertas”, dijo el miércoles el ex primer ministro Hubert Ingraham, citado por el periódico Nassau Guardian.

"No le presto atención" a la cifra de 50, sostuvo Ingraham después de recorrer las islas Ábaco, devastadas por Dorian.

“Cientos de personas han muerto en Ábaco, y un número significativo en Gran Bahama”, la otra isla gravemente dañada por el huracán, añadió.

La búsqueda de personas “es un proceso lento”, manifestó el comisionado de Policía de Bahamas, Anthony Ferguson, en una conferencia de prensa. “Tenemos que atravesar todos esos escombros, tomarnos nuestro tiempo y buscar”.

“Pasará mucho tiempo para que puedas realmente decir el número (final)”, añadió.

El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, anunció este jueves en su boletín de las 17 horas (3 p. m. hora de Costa Rica) que se esperaba una tormenta tropical, con fuertes vientos y lluvias, al noroeste de Bahamas en las próximas 36 horas.

Carl Smith, portavoz de la NEMA, indicó que 150 personas estaban actualmente en albergues en la isla de Gran Bahama y 2.000 en Nueva Providencia, localizada en Nassau.

"Ya no recibimos muchas personas desplazadas de las islas Ábaco", añadió.

Mary Glinton quemaba ropa dañada por el huracán Dorian en la comunidad de Mclean, isla de Gran Bahama, el miércoles 11 de setiembre del 2019.
Mary Glinton quemaba ropa dañada por el huracán Dorian en la comunidad de Mclean, isla de Gran Bahama, el miércoles 11 de setiembre del 2019.

El vocero también informó de que las autoridades habían suspendido la deportación de inmigrantes ilegales que se vieron afectados por la tormenta. Bahamas tienen una amplía comunidad de haitianos, y algunos de los que se encuentran en el archipiélago de forma irregular expresaron su temor a ser expulsados.

Caos y emergencia

El norte del archipiélago permanece en el caos y la fase de emergencia aún no ha terminado. La prioridad es evacuar a las víctimas de las islas más devastadas.

Smith señaló que más de 5.000 personas ya habían sido evacuadas desde las islas Gran Bahama y Ábaco.

Sin embargo, detalló que durante el último día hubo una "reducción significativa" en el número de personas que buscan salir.

Destrucción en abundancia en la isla de Ábaco, en Bahamas.
Destrucción en abundancia en la isla de Ábaco, en Bahamas.

Rhonda Hull, una abogada, lamentó que “todo el mundo se fue y no debió haberse ido”. “Aquí precisamos muchas manos para trabajar”.

“Pero la gente regresará”, agregó.

Irvin Russell ama su isla y expresó que se quedará para ver cómo se reconstruye. “Esto es solo un bache en el camino. Uno grande, pero los abacanos son luchadores y reconstruirán”.

Smith dijo que se autorizó la reanudación de vuelos comerciales a la isla de Ábaco de forma “limitada”, pero que se daría prioridad a los viaje de socorro y evacuación.

Por otra parte, señaló que el sistema de energía de Ábaco había sufrido enormes daños y que la "estación energética de Marsh Harbour esta completamente destruida", en alusión a la principal localidad de la isla con más de 15.000 habitantes.

Esta fotografía tomada el 11 de setiembre del 2019 muestra las secuelas del huracán Dorian en la isla de Abaco, en las Bahamas. Foto: AP
Esta fotografía tomada el 11 de setiembre del 2019 muestra las secuelas del huracán Dorian en la isla de Abaco, en las Bahamas. Foto: AP

Un funcionario de la la empresa Bahamas Power and Light Ltd. indicó que la electricidad para el sur de Ábaco podría restablecerse en unas tres semanas, pero que pasarán algunos meses antes que el resto de la isla recupere la energía.

Dorian probablemente causó entre $3.500 millones y $6.500 millones en daños asegurados en el Caribe, fundamentalmente en las Bahamas, anticipó el lunes la firma de análisis de riesgos RMS, con sede en California.