El Tiempo/GDA. 19 noviembre, 2020
Imagen de un dron de una carretera dañada por el huracán Iota, en San Andrés, Colombia, el 17 de noviembre del 2020. Foto: AFP
Imagen de un dron de una carretera dañada por el huracán Iota, en San Andrés, Colombia, el 17 de noviembre del 2020. Foto: AFP

Bogotá. Allen Jay Stephens, gobernador encargado de San Andrés y Providencia, hizo un balance de la situación actual del archipiélago tras el paso del huracán Iota el pasado fin de semana.

El jerarca confirmó que hay dos víctimas mortales, cuyas identidades aún se desconocen. En cuanto a personas heridas, dijo que, aunque no tienen la cifra exacta, muchas de ellas fueron trasladadas a San Andrés y allí están recibiendo atención médica.

Jay calificó como “impactante” el daño que sufrió en particular la isla de Providencia.

“Estamos hablando de una comunidad de unos 6.300 habitantes y unas 1.600 viviendas asentadas en ese municipio, de las cuales el 98 % están destruidas, y solo el pequeño porcentaje restante puede ser recuperado o mejorado”, explicó.

En palabras del gobernador encargado, en Providencia “la situación demanda una reconstrucción total”. Y es que aunque Iota causó grandes daños materiales en San Andrés, como averías en viviendas, postes y árboles derribados, por estar ubicada más al sur de la ruta del huracán, el impacto fue menor que en Providencia.

Unas niñas se sientan en una carretera dañada por el huracán Iota, en San Andrés, Colombia, el 17 de noviembre de 2020.
Unas niñas se sientan en una carretera dañada por el huracán Iota, en San Andrés, Colombia, el 17 de noviembre de 2020.

Precisamente, sobre San Andrés, Jay manifestó que la isla está en “una fase de recuperación” y explicó que, con ayuda de un equipo interdisciplinario, se está adelantando un trabajo de campo en los sectores afectados para identificar las viviendas afectadas y determinar la magnitud de los daños materiales en la infraestructura. 

Se espera que en los próximos días esa información esté lista y así las autoridades nacionales, departamentales y municipales puedan, en conjunto, establecer líneas de gestión y atención.

Sin embargo, Jay le aseguró al diario El Tiempo que “se va a garantizar ayudas a todas las personas damnificadas”. Dijo que el archipiélago cuenta con la ayuda de distintas organizaciones y asociaciones, pero invitó a los colombianos a sumarse a las campañas de atención que se están promoviendo desde distintos espacios.

Imagen de un dron de una excavadora quitando árboles en una carretera dañada por el huracán Iota, en San Andrés, Colombia, el 17 de noviembre del 2020. Foto: AFP
Imagen de un dron de una excavadora quitando árboles en una carretera dañada por el huracán Iota, en San Andrés, Colombia, el 17 de noviembre del 2020. Foto: AFP
¿La tragedia se pudo evitar?

El gobernador encargado respondió si la tragedia que está enfrentado el archipiélago, catalogada ya como la peor en su historia, habría podido evitarse.

“Estas son situaciones de la naturaleza. Sí considero que hay cosas que debemos aprender de esta experiencia. Los fenómenos naturales no se pueden evitar, pero sí tenemos que ir trabajando en el tema de la planificación, de la prevención”, manifestó Jay.

Sobre la alerta emitida este miércoles por el Ideam en relación a una posible nueva tormenta de grandes proporciones cerca de la península de La Guajira, que eventualmente podría afectar a la región Caribe, el gobernador encargado de San Andrés y Providencia descartó la amenaza para ese territorio.

“Hasta la fecha, el Ideam no nos ha dado aviso de que esté viniendo otro huracán hacia el departamento, pero igualmente consideramos que la prioridad es nuestra comunidad y tenemos que mirar qué  hay acciones inmediatas podemos tomar para atenderla”, manifestó.