AP. 1 junio
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla después del lanzamiento del cohete SpaceX Falcon 9 en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida, el 30 de mayo del 2020. Foto: AFP
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla después del lanzamiento del cohete SpaceX Falcon 9 en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida, el 30 de mayo del 2020. Foto: AFP

Washington. El presidente Donald Trump tildó de “débiles” a muchos gobernadores este lunes y exigió medidas más duras contra los saqueos y los incendios que se registran entre las protestas, tras una noche más de disturbios en docenas de ciudades de Estados Unidos.

Trump habló con gobernadores en una videoconferencia en la que también participaron funcionarios de la policía y seguridad nacional, y dijo a los líderes estatales que “deben hacerse más duros”.

“La mayoría de ustedes son débiles”, afirmó Trump. “Tienen que arrestar gente”.

Los días de protestas fueron ocasionados por la muerte de George Floyd, un afroamericano que falleció cuando un policía blanco apretó su cuello con la rodilla durante varios minutos en Minneapolis.

Las marchas se tornaron violentas en varias ciudades, con saqueos y caos, y varios incendios fueron generados en el histórico Parque Lafayette, ubicado frente a la Casa Blanca.

El mandatario exhortó a los gobernadores a desplegar a la Guardia Nacional, a la que tribuyó haber ayudado a calmar la situación la noche del domingo en Minneapolis. Trump exigió que medidas igualmente severas sean adoptadas en ciudades que también viven un espasmo de violencia, entre ellas Nueva York, Filadelfia y Los Ángeles.

“Ustedes deber arrestar gente, deben rastrear gente, deben meterlos a la cárcel por 10 años y nunca verán cosas como esta de nuevo”, aseveró Trump. “Lo estamos haciendo en Washington, D.C. Vamos a hacer algo que la gente no había visto antes”.

El presidente dijo a los gobernadores que estaban “luciendo como tontos” por no exigir más de la Guardia Nacional como una muestra de fuerza en las calles.

El secretario de Justicia, Bill Barr, que también participó en la videollamada, indicó a los gobernadores que una fuerza conjunta antiterrorista podría ser usada para rastrear a los causantes de los disturbios y urgió a los funcionarios locales a “dominar” las calles y tomar el control, no reaccionar ante las multitudes, e “ir tras los problemáticos”.