Conflictos

Dos periodistas acusados de sedición tras cierre de diario prodemocracia en Hong Kong

El periódico digital ‘Stand News’ informó de su cierre inmediato tras una redada

Hong Kong. La Policía de Hong Kong acusó este jueves a dos miembros del diario prodemocracia Stand News de “conspiración para publicar” información sediciosa, tras el allanamiento del medio, en un contexto de creciente deterioro de la libertad de prensa en este territorio semiautónomo de China.

“El Departamento de Seguridad Nacional de la Policía... oficialmente acusó a dos hombres de 34 y 52 años y un medio digital de un cargo de conspiración para publicar una publicación sediciosa”, dijo la Policía en un comunicado.

Medios locales informaron que los acusados son su hasta ahora editor Patrick Lam y su predecesor Chung Pui-ken, detenidos el miércoles junto a otros cinco personas vinculadas con el medio.

La publicación anunció su cierre luego de que la policía arrestara a siete empleados y practicara una redada de su redacción, que puso en evidencia la menguante libertad de prensa en la ciudad, un centro financiero internacional.

“Debido a la situación actual, Stand News dejará de operar inmediatamente y dejará de actualizar su web y sus redes sociales”, que serán cerradas en pocos días, señaló este diario digital en Facebook horas después de la operación.

Más de 200 agentes uniformados y de paisano participaron en los registros de la redacción y de domicilios particulares en los que requisaron teléfonos, ordenadores, documentos y más de $64.000 en efectivo, indicó la Policía.

Stand News es el segundo medio prodemocracia en ser clausurado en Hong Kong tras una operación policial. En junio, el Apple Daily, ferozmente crítico con Pekín, cerró tras la congelación de sus bienes y la detención de varios responsables.

Esta segunda operación aumenta la preocupación por la libertad de prensa en esta ciudad teóricamente semiautónoma y sede regional de numerosos medios internacionales, en la que Pekín está ampliando su control desde las protestas del 2019.

Condena de Estados Unidos

Estados Unidos, Canadá o la Unión Europea condenaron la operación.

“Al silenciar medios independientes, la RPC (República Popular China) y las autoridades locales socavan la credibilidad y viabilidad de Hong Kong”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense Antony Blinken.

La jefa del gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, replicó que coincide con una parte de la declaración de Blinken en la que dijo “el periodismo no es sedición”.

“El periodismo no es sedición, pero las acciones y actividades sediciosas e incitar a otras personas mediante acciones públicas no pueden ser condonadas bajo la apariencia de cobertura noticiosa”, declaró Lam.

El gobierno chino también respondió a las críticas. “Algunas fuerzas externas, bajo el disfraz de defender la libertad de prensa, han estado haciendo declaraciones irresponsables sobre la aplicación de la ley en Hong Kong”, dijo el portavoz del ministerio de Exteriores, Zhao Lijian.

El Comité para la Protección de Periodistas describió el registro como “un asalto abierto a la ya resquebrajada libertad de prensa de Hong Kong”.

Medios locales indicaron que entre los detenidos también había cuatro miembros de la junta directiva dimitidos en junio, como la estrella pop local Denise Ho y la abogada Margaret Ng.

El superintendente policial Steve Li acusó al medio de publicar artículos que incitaban al odio contra el gobierno de Hong Kong, como decir que había manifestantes “desaparecidos” o cuyos derechos fueron “violados”.

“Estas son acusaciones maliciosas sin base fáctica”, dijo en rueda de prensa Li, que anunció también la congelación de $7,8 millones de activos.

‘Editorialmente independiente’

Fundado como un medio digital sin ánimo de lucro en el 2014, Stand News fue nominado al premio de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras en noviembre.

Stand News era editorialmente independiente y se dedicaba a proteger los valores centrales de Hong Kong como la democracia, los derechos humanos, la libertad y el papel de la ley y la justicia”, aseguró el medio en su despedida.

Durante las masivas y a menudo violentas protestas del 2019, la Policía se enfrentó con varios de sus reporteros.

Tras esas manifestaciones, Pekín incrementó su control sobre la antigua colonia británica, especialmente con la imposición en junio del 2020 de una ley de seguridad nacional que ha servido de paraguas para detener y encarcelar numerosos opositores.

Después de conocerse la operación, la Asociación de Periodistas de Hong Kong y el Club de Corresponsales Extranjeros se mostraron “profundamente preocupados” y pidieron respeto a la libertad de prensa.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.