AP, AFP y Redacción. 10 abril
El cardenal de Managua, Leopoldo Brenes (derecha), y su obispo auxiliar, Silvio Báez, en la conferencia de prensa -este miércoles 10 de abril del 2019- durante la cual se anunció que el segundo saldrá de Nicaragua.
El cardenal de Managua, Leopoldo Brenes (derecha), y su obispo auxiliar, Silvio Báez, en la conferencia de prensa -este miércoles 10 de abril del 2019- durante la cual se anunció que el segundo saldrá de Nicaragua.

Managua. El papa Francisco decidió trasladar temporalmente a Roma al obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, conocido por sus críticas al gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

La decisión se anunció el miércoles durante una rueda de prensa con el presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Leopoldo Brenes, y el propio Báez, quien expresó su “tristeza y dolor” por tener que abandonar su país.

El obispo, de 60 años, dijo que el Papa lo citó en el Vaticano en días pasados y le solicitó trasladarse a Roma asegurándole que su permanencia sería “por un tiempo”.

Báez, quien públicamente ha apoyado las protestas que estallaron hace casi un año contra Ortega, no indicó si la decisión papal estaría relacionada con denuncias sobre un supuesto plan para asesinarlo.

El obispo reveló que en julio, en medio de las protestas contra el gobierno, la Embajada estadounidense lo llamó para informarle de que tenían “plena certeza de que había un plan” para asesinarlo.

Obispo de Nicaragua denuncia plan para asesinarlo

“Incluso me dijeron en dónde podía ser, cómo podían estar vestidos los que iban a tomar la acción y que tomara mis precauciones”, indicó.

El cardenal Brenes confirmó que “casi todos los obispos recibimos constantemente amenazas” y que las llamadas no pueden ser rastreadas porque se realizan de teléfonos móviles.

“Esta decisión de que yo abandone Nicaragua es una responsabilidad del Santo Padre”, manifestó el prelado, quien agregó."Yo no he pedido salir de Nicaragua, quiero dejar claro que mi corazón ha estado siempre aquí en mi tierra, en medio de mi pueblo".

La Prensa consignó que Báez se reunió con Francisco el 4 de abril en una audiencia privada en la Ciudad del Vaticano e indicó, citando fuentes que no identificó, que el encuentro estuvo centrado en la crisis política que vive Nicaragua desde hace casi un año, cuando estallaron protestas contra el gobierno.

Monseñor Báez, uno de los obispos más cultos y preparados de Nicaragua, participó como mediador y testigo en el primer dialogo nacional que se realizó de mayo a julio del año pasado.

Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua, no dijo por qué el papa Francisco lo llamó a Roma. Habló este miércoles 10 de abril del 2019 durante una conferencia de prensa.
Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua, no dijo por qué el papa Francisco lo llamó a Roma. Habló este miércoles 10 de abril del 2019 durante una conferencia de prensa.

Exégeta y doctor en Sagradas Escrituras, no vivió el primer gobierno de Ortega, en la década de 1980, porque a sus 21 años, tras la caída del dictador Anastasio Somoza en 1979, se trasladó al seminario de la orden Carmelita en Costa Rica.

Luego de vivir 30 años en Italia volvió en el 2009 a Nicaragua, donde el papa Benedicto XVI lo nombró obispo auxiliar de Managua.

El gobierno de Nicaragua no se ha pronunciado hasta el momento sobre la decisión del papa Francisco.

Tras el fracaso del primer diálogo, Ortega acusó a los obispos católicos de ser parte de “un plan golpista y terrorista” de la oposición.

El escritor Sergio Ramírez, Premio Cervantes 2017, calificó en un tuit el traslado de Báez a Roma como “un exilio forzado”. El novelista advirtió de que constituye “un duro golpe a la lucha por la democracia en Nicaragua, la que llegará de todos modos más temprano que tarde".