Agencia AFP. 5 abril, 2018

Ciudad de Panamá. Panamá retiró a su embajador en Venezuela y pidió a Caracas llevarse también a su representante diplomático acreditado en Panamá, tras las medidas tomadas por el gobierno de Nicolás Maduro contra empresas y funcionarios panameños, informó la Cancillería.

“El gobierno de Panamá ha decidido retirar a su embajador en la República Bolivariana de Venezuela, Miguel Mejía, y solicita al Gobierno venezolano retirar a su Embajador acreditado en Panamá, Jorge Durán Centeno”, según un comunicado.

El presidente Nicolás Maduro participó en una reunión en Caracas, el 5 de abril del 2018.
El presidente Nicolás Maduro participó en una reunión en Caracas, el 5 de abril del 2018.

La reacción del gobierno panameño se produce después de que Venezuela anunciara que suspendía por tres meses sus relaciones económicas con varias personas y empresas panameñas, entre ellas la aerolínea Copa, una de las pocas que operan en el país.

Caracas “suspendió por 90 días las relaciones económicas y financieras con 22 personas naturales y 46 jurídicas nacionales de Panamá, como medida para proteger el sistema financiero venezolano”, informó este jueves la agencia estatal AVN, mencionando a Copa, sin precisar el alcance de las medidas.

Entre los sancionados figuran el presidente Juan Carlos Varela y la Compañía Panameña de Aviación (Copa Airlines), según una resolución de los ministerios de Interior y Justicia, Economía y Finanzas y Comercio Exterior, que aún no fue publicada.

“No hemos escuchado del rompimiento de relaciones, sino unas sanciones supuestas. Es una cantinflada y el gobierno de Panamá va a responder con toda la energía del caso”, había advertido poco antes Varela.

La decisión del gobierno de Maduro se produce como respuesta a sanciones de Panamá contra el mandatario venezolano y otras altas figuras del chavismo.

“Tras analizar las medidas de Venezuela, el Gobierno panameño considera que se trata de una reacción política que carece de sustento, y se adopta fuera del marco jurídico internacional, adoptadas en represalia a las acciones anunciadas por Panamá”, respondió la Cancillería panameña.

Las autoridades del país centroamericano evalúan el impacto de dichas medidas en el ámbito económico y comercial “a fin de identificar otras posibles futuras acciones”, añadió el gobierno panameño.