AP y AFP. 10 mayo, 2018
Pablo Beltrán (izquierda), jefe negociador del ELN, y Gustavo Bell, su homólogo del Gobierno colombiano, se saludaron este jueves 10 de mayo del 2018 en el reinicio del diálogo de paz, ahora en La Habana.
Pablo Beltrán (izquierda), jefe negociador del ELN, y Gustavo Bell, su homólogo del Gobierno colombiano, se saludaron este jueves 10 de mayo del 2018 en el reinicio del diálogo de paz, ahora en La Habana.

La Habana. Representantes del Gobierno colombiano y dirigentes de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) instalaron el jueves en la capital cubana una mesa de diálogo para acordar un alto el fuego bilateral, luego de que Ecuador rechazó continuar siendo escenario de las conversaciones.

“Somos conscientes de que estas medidas que aspiramos a tomar... son un medio y no un fin en sí mismo. Es decir, que este cese al fuego tenga una característica que impulse el desarrollo de la agenda (de paz) que tiene como fin ponerle fin al conflicto armado” , dijo el enviado gubernamental Gustavo Bell a los periodistas presentes en el acto de instalación de la mesa de diálogo.

Las partes reanudaron las conversaciones luego de un receso motivado por la decisión del presidente ecuatoriano Lenín Moreno de retirar su apoyo al diálogo en represalia por los ataques de guerrilleros disidentes de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en la frontera.

El ELN inició el diálogo con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos en febrero del 2017 en Quito con el antecedente de una mesa similar desarrollada entre las autoridades y las FARC en La Habana que culminó en el 2016 con la firma de un acuerdo de paz y el pase de ese grupo armado a la vida civil como partido político.

El ELN y el gobierno ya habían llegado a un cese el fuego bilateral temporal que venció en enero.

Los rebeldes del ELN manifestaron que ven con preocupación el avance de la implementación del acuerdo con las FARC.“Ese proceso enfrenta unas dificultades muy grandes y hacemos esfuerzos y votos por que se superen, porque los incumplimientos que hay se superen”, dijo el jefe de la delegación del ELN, Pablo Beltrán.

Agregó: “Tengo el deber de ser solidario con los compañeros de las FARC que han puesto todos los huevos en una sola canasta y ven que la canasta está a punto de caerse y partirse”.

Dirigentes de las FARC y activistas de derechos humanos alertaron sobre la persecución y el asesinato de exguerrilleros desmovilizados.

Se desconoce el tiempo que les insumirá a las partes este diálogo o la metodología que usarán, pero según Bell -exembajador de Colombia en Cuba durante el proceso con las FARC- hay un “razonable optimismo” de lograr un alto el fuego en el “mediano plazo”.

Santos, quien se encuentra en una gira por Europa, dijo el jueves desde Alemania que es muy optimista sobre el reinicio de los diálogos en La Habana.

“Es un mensaje a la mesa y a la comunidad, que estamos haciendo los esfuerzos necesarios para avanzar con el ELN. Ojalá podamos negociar un cese al fuego, ojalá podamos negociar un acuerdo marco que podamos dejarle al próximo gobierno. Eso sería lo ideal. Y vamos a hacer los esfuerzos para lograrlo", agregó.

El jefe neciador del ELN, Pablo Beltrán; el garante cubano, Iván Mora(centro), y el jefe de la delegación del Gobierno de Colombia, Gustavo Bell (derecha), durante la primera ronda de conversaciones, este jueves 10 de mayo del 2018 en La Habana.
El jefe neciador del ELN, Pablo Beltrán; el garante cubano, Iván Mora(centro), y el jefe de la delegación del Gobierno de Colombia, Gustavo Bell (derecha), durante la primera ronda de conversaciones, este jueves 10 de mayo del 2018 en La Habana.

Los esfuerzos del mandatario por mantener las conversaciones en busca de lo que ha denominado “la paz completa” en Colombia y la desactivación del último conflicto armado interno de América, podrían verse entorpecidos si la derecha, opuesta a estas negociaciones, gana las elecciones presidenciales del 27 de mayo.

El senador Iván Duque, del Centro Democrático (derechista ), que encabeza el expresidente Álvaro Uribe, feroz opositor de Santos, lidera los sondeos.

Bell confió en que pueda llegarse “a un momento determinado en que sea la misma sociedad colombiana la que pida y le dé continuidad a estos diálogos independientemente del gobierno que sea elegido en las próximas elecciones”.