Por: AFP.   12 febrero
Israelíes viven en medio de la ciudad palestina de Hebrón, en territorio de Cisjordania. Fuerzas militares los protegen.
Israelíes viven en medio de la ciudad palestina de Hebrón, en territorio de Cisjordania. Fuerzas militares los protegen.

Jerusalén. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo este lunes que estaba discutiendo desde “hace un tiempo” con Estados Unidos el proyecto de anexar colonias en Cisjordania ocupada, indicó uno de sus portavoces, lo que la dirigencia palestina denunció como un “robo organizado” con la “complicidad” de Washington.

“Sobre el tema de la aplicación de la soberanía israelí (en las colonias), puedo decirles que desde hace un tiempo hablo con los estadounidenses”, manifestó Netanyahu a diputados de su partido, el Likud (derecha conservadora), según un vocero.

Aplicar la soberanía israelí en las colonias puede considerarse como una anexión.

Esta declaración atribuida públicamente a Netanyahu es la primera expresión de apoyo de su parte a un proyecto defendido por varios miembros de su partido y de su mayoría en el Parlamento.

Tal medida complicaría aún más la búsqueda de una salida al conflicto israelí-palestino y la solución con dos Estados; es decir, la creación de un Estado palestino que es la referencia de la ONU y de gran parte de la comunidad internacional.

“La última declaración de Netanyahu confirma la complicidad de Estados Unidos con los planes coloniales israelíes”, reaccionó Saeb Erakat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), quien condenó un “robo de tierras organizado”.

La colonización israelí es ilegal desde el punto de vista del derecho internacional.

La comunidad internacional considera asimismo ilegal la anexión de Jerusalén Este, ocupada por Israel desde 1967.

Netanyahu dijo que quería coordinar esa eventualidad con Estados Unidos porque es un aliado estratégico para Israel.

Dos diputados, uno de ellos del Likud, propusieron una ley para aplicar la soberanía israelí en las colonias en Cisjordania. Netanyahu la bloqueó el domingo.