Negociador iraní afirmó que se decidió seguir trabajando y reuniéndose

 16 mayo, 2013
 El jefe del equipo negociador nuclear de Irán, Said Jalili, ofreció hoy una rueda de prensa en Estambul, Turquía, luego de la reunión con la encargada de la diplomacia europea, Catherine Ashton, acerca del controversial programa nuclear de Irán. | AFP
El jefe del equipo negociador nuclear de Irán, Said Jalili, ofreció hoy una rueda de prensa en Estambul, Turquía, luego de la reunión con la encargada de la diplomacia europea, Catherine Ashton, acerca del controversial programa nuclear de Irán. | AFP

Estambul (AFP). El negociador iraní Said Jalili afirmó hoy en Estambul que la reunión de la víspera en esta ciudad con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, sobre el polémico programa nuclear de su país fue “larga y útil”, y se decidió proseguir con la negociación.

“Ayer por la noche, como precisó Ashton, mantuvimos conversaciones largas y útiles [...] Tuvimos la ocasión de entrar en detalles y decidimos seguir trabajando y manteniendo reuniones”, declaró Jalili a la prensa, a través de un traductor.

Por su parte, Catherine Ashton, según la agencia de noticias EFE, afirmó que la reunión concluyó sin avances, aunque agregó que seguirán los contactos. “Tuvimos una discusión útil. No fue una ronda de negociaciones. Hablamos de las propuestas que hemos presentado y ahora vamos a reflexionar sobre cómo pasar a la siguiente etapa del proceso. Estaremos en contacto en breve”, declaró Ashton.

“Nuestras propuestas de (la última reunión) en Almaty ( Kazajistán ) eran muy buenas”, estimó Jalili, quien recalcó que los miembros del grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) prefieren hablar entre ellos antes de responder.

“Esperamos que se pongan de acuerdo sobre estas propuestas. Esperamos que conviertan en una oportunidad estas propuestas destinadas a la cooperación”, dijo.

La última reunión, mantenida el 5 y 6 de abril, en Almaty, no había permitido progresos en la negociación. Cuando acabó, Ashton, que dirige las negociaciones en nombre de las grandes potencias, declaró que las posiciones entre las partes estaban “muy alejadas”.