Política Económica

Turismo y agro sufren consecuencias por el impacto de las fuertes lluvias

Cancelación de reservaciones para fin de semana largo afecta al Caribe sur y Sarapiquí; lechería, banano y horticultura temen por fuertes daños

Una ola de cancelación de reservaciones afectó a los hoteleros de la región del Caribe sur, mientras las lluvias no cedían en la tarde de este viernes. Foto: cortesía

El turismo y la agricultura son los primeros sectores productivos que reportan fuertes afectaciones por el impacto de las lluvias de los últimos días, aunque las estimaciones son preliminares.

En el caso de los empresarios de turismo del Caribe y Sarapiquí, el clima va a tener un fuerte impacto en sus esperanzas para el fin de semana largo, con motivo del traslado del feriado del 25 julio. La cancelación de reservaciones ya es muy alta.

Para el sector agrícola, la dificultad para ir a trabajar, los caminos cerrados, el efecto en animales como las vacas y la afectación en pastos, papa y otra horticultura, así como en banano, permiten visualizar un panorama difícil.

Los aguaceros que afectan algunas zonas del país desde el jueves 22 de julio, especialmente el norte, el Caribe y algunas regiones del Valle Central, son consecuencia de varias condiciones atmosféricas. Aunque el fenómeno se desplaza hacia el norte, el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) estimó que su efecto sobre el territorio costarricense se mantendrá hasta este domingo.

La Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), en tanto, advirtió del problema que acarrean las rutas cerradas por derrumbes y urgió al Gobierno a restablecer el tránsito lo más pronto posible.

Cadexco explicó que afiliados reportaron rutas cerradas, accesos de fincas bloqueados y el debilitamiento de puentes, entre otros; las zonas rurales del Atlántico son las más golpeadas.

Además, exportadores de Sixaola, Sarapiquí, Turrialba y Paraíso reportaron a la Cámara inundaciones, adicionalmente a la ruta 32 cerrada y obstaculizada con al menos cuatro derrumbes de gran tamaño que la inhabilitan, divulgó este gremio, en un comunicado.

Frank León, tesorero de la Cámara de Turismo y Comercio del Caribe Sur, explicó, este viernes 23 de julio, que se vino una ola de cancelación de reservaciones, lo cual resquebraja las esperanzas de la reactivación en los tres días libres seguidos.

En Sarapiquí, mientras tanto, las actividades turísticas relacionadas con el río y con la aventura, quedan suspendidas, explicó Johana Argüello, vicepresidenta de la Cámara de Turismo de ese cantón. Incluso, dijo que los propios empresarios llamaron a los turistas con reserva para suspender las visitas.

Argüello añadió que algunos empresarios afiliados a la Cámara debieron suspender las promociones que tenían para el fin de semana largo, con el fin de evitar una eventual llegada de muchos turistas.

Flora Ayub, directora ejecutiva de la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH) dijo que otras zonas del país pueden aprovechar sus condiciones de clima, como Guanacaste y el Pacífico Central.

Juan Carlos Chavez, presidente de la Cámara de Turismo y Comercio Sostenible del Pacífico Central (Catucoso), señaló que en la zona reciben mucha consulta acerca de la situación.

Aclaró que en Garabito el clima se mantenía favorable e instó al turista, tanto nacional como extranjero, a tomar todas las medidas de seguridad posibles.

Temor por daños

Pese a que el sector agrícola apenas está evaluando el impacto, la actividad de lechería en los cantones de Turrialba, Alvarado y Paraíso se vio fuertemente afectada, dijo el director ejecutivo de la Cámara Nacional de Productores de Leche, Erick Montero.

Se han presentado problemas de todo tipo: fincas incomunicadas, carreteras con derrumbes, falta del fluido eléctrico y del agua, afectación de los potreros y disminución en la producción de leche de entre el 10% y el 20% por el clima, explicó Montero.

En la parte alta de Cartago (Tierra Blanca, Pacayas, Turrialba) la horticultura enfrenta también diversos problemas por el impacto del temporal, explicó Rodolfo Garita, secretario de la junta directiva de la Corporación Hortícola Nacional (CHN).

Agregó que hay camiones con carga de producto que se quedaron en las fincas sin poder salir, porque hay derrumbres en diferentes caminos.

Además, la gente no puede salir a trabajar y en vista de que una notable cantidad de la población trabajadora todavía no está vacunada, los propietarios les pidieron no llegar a las plantaciones o empacadoras.

“Esto viene a varar la actividad, pues por ejemplo para adentro de Pacayas hay derrumbes, ríos desbordados y camiones encerrados”, detalló.

Jorge Sauma, gerente general de la Corporación Bananera Nacional (Corbana) informó de que a eso de las 5 p. m. de este viernes se dio el primer informe preliminar, según el cual se rompieron dos diques, uno en Matina y el otro en el río Chirripó.

Esa situación genera inundaciones en fincas, mientras en sectores de Siquirres los canales estaban muy llenos y a punto de desbordarse.

Los problemas de acceso a las regiones bananeras de Guácimo y Sarapiquí impedían tener alguna información del daño en esas zonas.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.