María Fernanda Cisneros. 13 febrero
El principal origen de los vehículos usados es Estados Unidos. Fotografía: Archivo GN
El principal origen de los vehículos usados es Estados Unidos. Fotografía: Archivo GN

Alrededor de 120 importadores de vehículos usados se manifestaron este miércoles en los alrededores de las oficinas centrales del Servicio Nacional de Aduanas, en el Edificio la Llacuna, ubicado a un costado de la Plaza de la Cultura.

José Carballo, presidente de la Cámara Costarricense Automotriz, explicó que una nueva directriz de esta unidad del Ministerio de Hacienda genera incertidumbre en el sector y tiene unos 900 vehículos varados en aduanas.

Además, dijo que otros 3.000 están detenidos en distintos puertos de Estados Unidos, ya que los importadores no quieren correr el riesgo de les impidan el ingreso a Costa Rica.

La queja se presentó pues, de acuerdo con la Cámara, Aduanas tomó, a finales del 2018, la decisión de bloquear el ingreso a los vehículos que vienen identificados con el sello Export Only (solo para exportación).

Según Carballo, el Ministerio de Hacienda malinterpretó esta etiqueta en el sentido de que identifica a autos que no están en condiciones para circular, cuando en realidad es utilizada en las subastas de Estados Unidos para marcar a aquellos autos que son para exportar.

Sin embargo, Juan Carlos Gómez, director general de Aduanas, aclaró que el Tribunal Contencioso envió una llamada de atención hace unos ocho meses y les obligó a regular más el sector de importación de autos usados.

Gómez, quien asumió el cargo desde el 1º. de enero, inclusive indicó que sus antecesores han tenido miedo de resolver el tema pero que él se dio a la tarea de solucionar esto de una vez por todas.

Explicó que no se ha girado una directriz particular respecto a esa etiqueta, aunque sí se han aplicado algunos cambios para garantizar que los vehículos usados que ingresan al país cuentan con todas las condiciones de seguridad.

“Necesitamos que el vehículo que llegue al país le garantice al consumidor que se trata de un auto en buenas condiciones, que cumple con la seguridad que él requiere”, comentó Gómez.

Por lo pronto, los importadores de vehículos usados piden que les solucionen la situación y que el Director General de Aduanas renuncie a su cargo.

El Ministerio de Hacienda aclara que las medidas se aplican únicamente con el fin de garantizar la seguridad de los vehículos usados.

Nuevo cambio a la vista

Un cambio adicional vendrá pronto. Hacienda firmará un convenio con el Ministerio de Obras Públicas y Transporte (Mopt) para que funcionarios de Riteve revisen los vehículos usados que ingresan al país, de forma tal que se garantice que cumple con los requisitos de seguridad y otros.

El Artículo 5 de la Ley de Tránsito establece cinco características bajo las cuales un vehículo no puede ingresar al país:

  1. Hayan sido declarados pérdida total.
  2. Presenten uniones estructurales del chasis no autorizadas.
  3. Hayan sido manipulados en su número de identificación, VIN o chasis.
  4. Hayan sido sacados de circulación en su país de exportación.
  5. Incumplan el requisito general para la circulación, establecido en el inciso d) del artículo 32, relativo a la ubicación del volante de conducción.