Política Económica

Hacienda exige a UNOPS registrarse como contribuyente en Tributación

Elian Villegas aseguró en carta enviada a Cancillería que agencia efectúa “actividades lucrativas” y debe cumplir con obligaciones tributarias. Representante de organismo de la ONU descarta hacer inscripción ante el fisco.

El Ministerio de Hacienda requirió a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés) su inscripción como contribuyente ante el fisco dado que en Costa Rica efectúa “actividades lucrativas”, por lo cual debe cumplir con obligaciones tributarias formales en el país.

Así lo detalló Elian Villegas, jerarca de dicha cartera, en el oficio DM-0799-2021, el pasado 27 de julio, en el cual se apercibe a la agencia de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre la necesidad de registrase ante la Dirección General de Tributación, según el documento del cual tiene copia La Nación.

La notificación no la realizó directamente Hacienda, sino que se hizo mediante la Cancillería por requerimientos internacionales y porque el fisco tuvo dificultad para localizar la oficina del organismo en el país, así como a Alejandro Rossi, su representante en Costa Rica.

“Al Ministerio de Relaciones Exteriores se le pidió ayuda para la notificación. No estamos entrando en el tema si realiza una actividad para la cual está exonerado o no. La intención es que (UNOPS) se inscriba como contribuyente y a partir de ahí determinar los demás temas”, explicó Villegas.

El jerarca confirmó que la agencia de la ONU sigue sin registrarse ante el fisco y que esta envió una respuesta por escrito que está en revisión en el Área Jurídica de Tributación.

Al tratarse de un organismo internacional, miembro de Naciones Unidas, las peticiones ya sean de información o de respuesta debe realizarse mediante la Cancillería, pues así se establece en convenios externos.

Rossi confirmó a La Nación de que al organismo no le corresponde hacer el registro de contribuyente ante el fisco, dado que se rige por el derecho internacional como la Carta de la ONU de 1945. Además de la ley aprobada en el Congreso costarricense que autorizó el establecimiento de UNOPS en el país.

“UNOPS no realiza actividades lucrativas en ninguna parte del mundo, ya que forma parte de la ONU (…). Desde su creación este es un organismo sin fines de lucro, tal y como lo establecen sus estatutos”, explicó el vocero.

En el oficio enviado por Rossi a Hacienda, el pasado 24 de agosto, pidió al Gobierno de Costa Rica garantizar el respeto de los “privilegios e inmunidades de la ONU, de la cual Unops es parte”. También señala que la respuesta brindada a la Administración Tributaria no implica una renuncia al estatus de la agencia.

Costa Rica y esta entidad internacional establecieron relaciones desde el 2014, con el objetivo de acelerar el proceso ejecución de obras de infraestructura, en especial viales. Desde entonces, contabilizan 19 proyectos adjudicados.

El organismo funciona como unidad ejecutora de obras para el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Acueductos y Alcantarillados (AyA) y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu). Además del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), el de Ambiente y el de Cultura.

Una vez establecida en el país, el Estado firmó contratos con Unops por $134 millones para diferentes obras públicas, la intención del Poder Ejecutivo de contratar a la agencia fue acelerar la ejecución de obras. Entre las más relevantes están el nuevo puente sobre el río Virilla, en Tibás; el paso a desnivel de las Garantías Sociales, o la supervisión de la Circunvalación norte.

Sin embargo, su labor ha estado marcada con la polémica por no entregar información a la Contraloría General de la República (CGR), supuestos impagos de cargas sociales y sobreprecios en obras.

¿Qué busca el fisco?

Tributación determinó, desde finales del 2018, que la agencia está exenta de pago del impuesto sobre la utilidades (renta) al gozar de los mismos privilegios tributarios otorgados a la ONU. Pero concluyó que sí se constituye en declarante de dicho impuesto, por los contratos recibidos, según el oficio DGT-1728-2018.

Además, el fisco sostiene que la unidad debe ejercer la función de retención a la fuente del tributo de renta, equivalente al 2% de las facturas pagadas a las empresas subcontratadas, sostuvo en una respuesta entregada a la Contraloría General de la República (CGR).

Por el tipo de obras que ejecuta la agencia internacional, la contratación de empresas en el país es, principalmente, de constructoras entre las que estuvieron MECO y H. Solís.

El organismo internacional rechaza que entre sus obligaciones esté la descrita por el fisco, dado que cuenta con privilegios e inmunidades otorgadas por el derecho internacional.

“Unops está exento de ser considerado como agente retenedor de impuestos y a su vez, ser sujeto de retenciones”, afirmó Rossi.

El vocero agregó que, para los proyectos viales en ejecución, el Conavi no estableció ninguna obligación al organismo.

Por su parte, Carlos Vargas, director de Tributación, confirmó que actualmente tienen abiertos procesos de fiscalización a empresas constructoras, pues la relación contractual final es con el Estado, canalizada mediante Unops.

“Cuando media un pago se debe hacer la retención correspondiente. En estos casos lo que procedía era la retención, que es un pago a cuenta del impuesto que se debe de pagar. Si no hubo retención, nosotros verificamos que se haya pagado lo que correctamente se debe pagar”, explicó Vargas.

El jerarca detalló que están en el proceso de revisión integral de los contribuyentes, si al final se determina que no se practicó la retención de impuestos, se verifica si se hizo el pago completo del tributo, de no haberse hecho, se realiza el cobro a la compañía.

En estos casos, el fisco tiene la potestad legal de efectuar un cálculo del monto principal de impago, intereses acumulados y multas, en caso de que los atrasos sean por varios años.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.