Los cargamentos son consolidados mayoritariamente en Miami y Nueva York y llegan a Costa Rica por la vía marítima, denunció la entidad

 11 febrero, 2016

San José.

La Dirección General de Aduanas endurecerá los operativos de control con el fin de evitar el ingreso de mercancías de contrabando mediante la utilización de la figura de menaje de casa.

Con esa figura están llegando a Costa Rica mercaderías consolidadas especialmente en Miami o Nueva York, introducidas al país por la vía marítima y remitidas, mayoritariamente, a personas jurídicas, según un comunicado de la Dirección.

Según Aduanas, adicionalmente se ha encontrado el envío de mercancías nuevas y usadas por parte de residentes en Estados Unidos a personas físicas en Costa Rica (denominadas comúnmente como "encomiendas"); mercancías nuevas compradas por Internet de diferentes destinatarios; mercancías nuevas en cantidades comerciales como por ejemplo computadoras, radios para vehículos, parlantes u otro; suplementos alimenticios, cosméticos y perfumes que requieren permisos sanitarios para ingresar al país.

La mercadería que se encuentre con irregularidades será retenida en las bodegas de las aduanas, advirtieron las autoridades. Aquí la zona de almacenaje de la aduana del aeropuerto Juan Santamaría.
La mercadería que se encuentre con irregularidades será retenida en las bodegas de las aduanas, advirtieron las autoridades. Aquí la zona de almacenaje de la aduana del aeropuerto Juan Santamaría.

Los envíos, detalló Aduanas, no cuentan en muchos casos con la declaración apropiada ni la información de respaldo, como facturas de compra o documentos, que permitan determinar el valor del bien y el respectivo pago de impuestos.

Sumado a las mercancías no declaradas al momento de la importación, agregó, existen otras a las que se les prohíbe su ingreso o requieren permisos especiales para su nacionalización.

Ante tal situación, la institución recordó a los usuarios la importancia de utilizar empresas registradas que permitan hacer un envío seguro de las compras por Internet y de los envíos de personas conocidas desde otros países hacia Costa Rica. Sin excepción, señaló, por todos estos envíos se deben presentar las facturas que hagan constar el valor del producto enviado.

Recordó, además, que el monto final que debe pagarse por un envío depende de los impuestos pagados y estos, a su vez, del valor de los bienes.

Por ningún motivo, dijo Aduanas, se pueden utilizar empresas que ofrezcan tarifas planas o fijas por sus servicios, las cuales no incluyen el pago de impuestos. Quien haga uso de ellos corre el riesgo de que sus bienes sean retenidos o decomisados, advirtió.