Óscar Rodríguez. 6 abril
El Fondo de Inversión Inmobiliario Gibraltar, propietario del Oficentro Dent, realizó una remodelación por un valor de $1,8 millones del inmueble ubicado en barrio Dent, en San José. Foto: Cortesía Grupo Improsa.
El Fondo de Inversión Inmobiliario Gibraltar, propietario del Oficentro Dent, realizó una remodelación por un valor de $1,8 millones del inmueble ubicado en barrio Dent, en San José. Foto: Cortesía Grupo Improsa.

Las arreglos en viviendas, edificios de oficinas, urbanizaciones o naves industriales mantuvieron, durante el 2020, el mismo nivel de actividad respecto al año previo, pese a la fuerte afectación que, en general, mostró la industria de la construcción a raíz de los efectos económicos de la pandemia.

Los trámites de permisos para remodelaciones presentados al Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), muestran que se registraron autorizaciones por 1,16 millones de metros cuadrados (m²), el año pasado, lo cual representó una baja de apenas 0,8%, respecto a los 1,17 millones de m² del 2019.

Cuando este desempeño se compara con la contracción total en metros cuadrados tramitados para obras nuevas, en el 2020, se aprecia que en este último caso los resultados fueron más negativos, pues se inscribieron 5,46 millones de m² de autorizaciones, es decir, una caída del 31%, respecto a los ocho millones de metros cuadrados del 2019.

La información estadística del Colegio muestra que, a partir de agosto del año pasado, se inició un proceso de aceleración en los permisos de remodelación de obras de infraestructura, después de una marcada caída, a partir de marzo del 2020, cuando se aplican las medidas sanitarias más restrictivas contra la covid-19.

Cualquier obra de infraestructura que se realice en Costa Rica debe contar con la autorización CFIA por lo que, los permisos de metros cuadrados a edificar, brindan una noción de la construcción privada y pública del país.

“Al verse disminuida la capacidad económica, y la necesidad de cambiar el uso de espacios existentes, la remodelación juega un rol de mayor importancia que en años anteriores”, dijo Rodrigo Martínez, vicepresidente del CFIA.

Las reparaciones de inmuebles comenzaron a ganar peso en el sector de la construcción, a partir del 2018, cuando representó el 12% del total de área a construir en el país.

Al cierre del año pasado significaron el 14% del total de m² y, en los primeros dos meses del 2021, fueron el 14,2% de todos los metros cuadrados registrados.

Martínez sí destacó que el costo de realizar una reparación en un inmueble es menor a realizar una obra nueva.

Esteban Acón, presidente de la Cámara Costarricense de la Construcción, dijo que las remodelaciones presentaron una tendencia favorable a partir del segundo semestre del 2020, pero no para impulsar al sector.

“El crecimiento de este tipo de obras no es suficiente para generar una reactivación de la actividad de la construcción debido a su poca participación en el total de metros cuadrados”, enfatizó Acón.

En el caso de número de obras realizadas, el año pasado se hicieron 3.244 remodelaciones a inmuebles existentes, esto significó una baja de 0,5%, respecto a las 3.259 hechas en el 2019, según el informe Estadísticas de la Construcción 2020, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Las obras de reparaciones, ejecutadas en el 2020, significaron una inversión total de ¢70.870 millones, lo que implicó una reducción del 10%, respecto a los ¢79.336 millones del año previo, según el Instituto.

Al igual que en el registro de metros cuadrados del CFIA, la construcción de obras nuevas se redujo el año pasado en el reporte del INEC. En total, fueron 25.162, lo cual implicó una caída de 8,5%, comparado con las 27.543, edificadas en el 2019.

Para determinar la cantidad de obras edificadas en el país, el Instituto toma en cuenta la cantidad de permisos de construcción expedidos por las 82 municipalidades.

Trabajos por sector

Por tipo de obras, los datos del CFIA muestran que donde se registró el mayor incremento en la cantidad de m² para remodelación fue en los sectores urbanístico (urbanizaciones, calles, puentes) e industrial.

En el primero se solicitaron permisos por 231.205 m², el año pasado, es decir, un alza de 188% respecto a los 80.402 m², del 2019.

En el segmento industrial fueron 179.047 m², en el 2020, comparado con los 72.378 m² del año previo, según los datos del Colegio.

Pese a lo anterior, el sector comercial retuvo, el año pasado, la mayor cantidad de permisos para efectuar remodelaciones en obras existentes con 542.516 m², aunque con un retroceso de 13%, respecto al 2019.

En tanto, las reparaciones en viviendas y casas acumularon trámites por 180.000 m², el año pasado, una cantidad muy similar a la del 2019.

Martínez dijo que la tendencia del año anterior se debe a que empresas y personas aprovecharon para efectuar reparaciones en viviendas, dado el aumento del teletrabajo, o adaptar espacios comerciales y de oficinas a la nueva realidad.

“En el sector comercial, la desocupación de locales comerciales va a significar que los metros cuadrados de remodelación seguirán siendo una parte importante, pues antes de crear nuevos espacios, va a ser más común remodelar espacios existentes para adaptarlos a su nuevo uso”, dijo el vocero del CFIA.

Para Justin Stein, propietario de InmoInfo, empresa especializada en el sector inmobiliario, el año pasado fue un momento para realizar desde pequeñas mejoras en inmuebles, hasta grandes renovaciones.

“La mayoría de los proyectos que requerían grandes inversiones privadas se suspendieron temporalmente durante 2020. Sin embargo, algunos proyectos no pudieron suspenderse por varias razones, y las remodelaciones surgieron como una solución de menor costo“, destacó Stein.

El especialista también señaló que, en el 2020, se facilitó el arreglo de algunas vías por la disminución en la circulación de vehículos en las calles.