Óscar Rodríguez. 22 enero
Silvio Heimann, nuevo director general de Purdy Motor, explicó que la digitalización de la empresa es una de las apuestas de cara al futuro. Foto: Melissa Fernández
Silvio Heimann, nuevo director general de Purdy Motor, explicó que la digitalización de la empresa es una de las apuestas de cara al futuro. Foto: Melissa Fernández

Purdy Motor apunta a la transformación digital para impulsar el negocio automotriz de cara al futuro.

La empresa prevé que el uso de la tecnología les permita acercarse más a sus clientes, adaptarse a sus exigencias y promover el crecimiento en los próximos años.

Silvio Heimann, nuevo director general de Purdy Motor, explicó que la compañía comenzó hace dos años la transformación digital, la cual se profundizará durante los próximos años.

“Nosotros tenemos que estar donde está el consumidor y ahora está ahí. El consumidor está en los medios digitales, el consumidor está en la forma de comunicación digital y tenemos que estar ahí”, recalcó el empresario.

Como parte de la adaptación, la empresa automotriz comenzó un proceso de fortalecimiento de su capital humano para atender las exigencias de los usuarios mediante el uso de la tecnología.

Purdy Motor realizó una inversión en tecnología de $400.000 con el fin de incorporar la inteligencia artificial en el análisis de datos de la compañía.

Durante su presentación oficial en el país, Heimann aceptó que el 2019 será un “año difícil” tal como lo fue el 2018.

Pero resaltó que la fortaleza de la compañía les permitirá sortear la “tormenta”. Además dijo que el año pasado la empresa finalizó con una cuota de mercado de 19,4%, frente al 17,9% del 2017.

Incluso enfatizó que, pese al periodo difícil, la empresa no despidió trabajadores como parte de los ajustes, pues mantienen los 1.100 empleados en Costa Rica y 220 en Estados Unidos. La firma sí decidió trasladar su back office estadounidense al país.

Desde el país ahora se brinda el soporte a los procesos administrativos y operativas al negocio ubicado en el estado de Texas.

“Va a ser un año difícil (2019) sí, muy probablemente sea otro año difícil, pero las empresas quedan de pie. Las crisis son las oportunidades de que los más fuertes se queden y que las empresas se fortalezcan. Cuando los tiempos son inseguros la gente busca lo más confiable, Toyota en ese sentido es confiable para el consumidor costarricense”, resaltó el jerarca de Purdy Motor.

El dinamismo del sector automotriz, medido por el índice mensual de actividad comercial del Banco Central, muestra que la industria inició el 2018 con una caída interanual de 2%. A octubre anterior, la contracción se profundizó a 8,4%, según estas mismas cifras.

Entre las razones de la contracción de la industria están los cambios en las reglas para prestar dinero a las personas, aplicadas en la banca durante los últimos años, detalló el Director General de Purdy Motor.

“La cantidad de personas que aplican a créditos prendarios y no los reciben no deja de crecer. Los bancos se han puesto más difíciles”, detalló Heimann.

Para evitar un golpe, la empresa redujo las primas para compra de vehículos nuevos.

Nuevo vehículo

Por otra parte, Heimann anunció la presentación, para marzo próximo, del Toyota Mirai, el primer automóvil de hidrógeno desarrollado por la empresa japonesa.

El jerarca detalló que el carro aún no está a la venta, pues está en proceso de pruebas ambientales.

De esta nueva línea solo hay automóviles en Japón, California; en EE. UU.; y Costa Rica.

El nuevo vehículo se caracteriza por generar electricidad por medio del hidrógeno y como resultado, el modelo no contamina recalcó, pues genera únicamente vapor de agua.