Negocios

Marcas de alimentos para mascotas escasean debido a crisis de contenedores

Distintas veterinarias reportan dificultad de los consumidores para conseguir alimentos importados, principalmente marcas ‘premium’ y para gatos; otros factores como el dólar están impulsado los precios

Los dueños de mascotas, especialmente perros y gatos han enfrentado en las últimas semanas dificultades para conseguir en el mercado nacional algunas marcas de alimentos concentrados. Locales veterinarios como Perro Café, en Escazú; Okoba, en Poás; El Establo, en Alajuela; Pet Groom Solution, en La Uruca y Cat Care ubicada en Curridabat, afirmaron a La Nación que el problema se ha dado, en ciertos momentos y con marcas premium importadas como Nutrisource, Taste of Wild y Pro Plan, entre otras.

La razón que la mayoría de distribuidores han comunicado a los establecimientos autorizados para la venta de alimentos se relaciona con el atraso en la llegada de mercancías provocado por el alto congestionamiento de los puertos en Estados Unidos y otras partes del mundo.

El propietario de Perro Café, Bryan González, explicó que algunas empresas han señalado que el flujo de mercancías podría normalizarse a mediados de año.

No obstante, los locales continúan a la espera de una señal clara para informar con mayor certeza a los consumidores, que recorren los establecimientos en búsqueda de las marcas de su preferencia o, en su defecto, otras opciones.

Jorge García, gerente de Ventas de la empresa Yaunyunis, importadora de marcas como Taste of Wild y Diamond, explicó que no se trata de un problema de desabastecimiento ni de insumos, sino de atrasos por congestión portuaria.

“Seguimos enviando pedidos porque no queremos parar la dinámica, en mayo estamos recibiendo contenedores de Taste of the Wild y Diamond por lo que estimo, si no pasa nada, que entre mayo y junio estamos estabilizados nuevamente”, aseguró García.

En el caso de la marca lo que se han generado son desabastecimientos momentáneos, por un aumento en la demanda a nivel nacional y los atrasos portuarios.

Sin brindar datos específicos por temas de competencia, el Gerente de Ventas de Yaunyunis explicó que hace algunas semanas cuando ingresó nueva mercancía se vendió en una semana lo que usualmente se comercializa en un mes.

Las veterinarias indicaron que el mayor grado de escasez se da con varias de las líneas de Nutrisource, una de las marcas que más consumen sus clientes.

La Nación intentó comunicarse con Belina, compañía dedicada a producción y distribución de productos para nutrición animal y que distribuye la marca en Costa Rica, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.

Asimismo, tanto la médica de la clínica especializada en gatos Cat Care, Visti Artavia, como el gerente de Okoba, Jorge Oconitrillo, señalaron que el problema es mayor cuando se trata de alimentos para gatos.

“Muchos se pasaron a otras marcas, pero esas otras también se desabastecieron. Hay gatos que ya ahorita van casi que por el tercer alimento en pocos meses”, comentó Artavia, quien explicó que el proceso para cambiar de alimento conlleva varios días y cuidados.

Desde el Colegio de Médicos Veterinarios señalaron que la principal recomendación ante variaciones en la alimentación de animales de compañía es la consulta al médico veterinario de cabecera y confianza.

“La alimentación balanceada es una característica que genera salud de manera integral y dicho tema debe tener la supervisión del médico veterinario”, comentó Javier Zamora, presidente de la institución.

Además de la afectación para los dueños de las mascotas, que deben buscar marcas alternativas o planificar con mayor anticipación la compra del alimento, los locales con mayor inclinación a la venta de insumos tienen afectación en sus ventas.

En el caso de Perro Café, que comercializa alimentos de alta gama, la afectación en las ventas de este segmento alcanza hasta 30%. Por su parte, el gerente de El Establo, Manfred Von Storren, aseguró que aunque muchos clientes esperan la llegada de la marca buscada o bien compran algún otro producto en el local, entre el 25% y 30% deciden no adquirir ninguna otra opción.

Otros establecimientos como Cat Care y Pet Groom Solution –este segundo a cargo de la veterinaria Marshia Solano–, reportan afectaciones menores, ya que el grueso de su negocio es la oferta de servicios.

Por otro lado, en los centros veterinarios consultados señalaron que han percibido un aumento en los precios de varias de las marcas comercializadas.

García, de la empresa importadora de Taste of Wild, explicó que en su caso hasta hace algunos días la marca no había trasladado aumentos al consumidor ante los altos costos del transporte y el tipo de cambio; el 12 de abril entró en vigencia un alza del 10%.

“No somos partidarios de los aumentos, pero nosotros compramos en dólares y vendemos en colones, por lo tanto estamos muy atados a la variante del tipo de cambio. Si hay que hacer un aumento lo hacemos cuando ya no hay más alternativa”, aseguró el gerente de ventas.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.