Negocios

Intel traslada a Costa Rica más tareas financieras y de mayor complejidad

El aumento de las operaciones que realiza el Centro de Finanzas de la empresa, en suelo costarricense, hace que ahora busque contratar a 90 colaboradores adicionales

Los buenos resultados obtenidos por el Centro de Servicios Financieros de Intel en Costa Rica en labores transaccionales impulsaron a la compañía a multiplicar su cantidad de colaboradores y, con ellos, la complejidad de las tareas a su cargo.

El departamento contaba con apenas 29 personas cuando la empresa estableció su primer centro de servicios en el país, en 1997; pero ahora dispone de 358 colaboradores y proyecta crecer a unos 450 en los próximos meses. En la actualidad tiene 92 posiciones abiertas en esta área.

La expansión ha sido de tal magnitud que hoy Intel Costa Rica ya no solo desarrolla tareas del área contable; sino que también realiza la gestiones de planeamiento financiero, auditoría interna, soporte de presupuestación y tesorería de la compañía, entre otras.

Toda esta gama de servicios representa el 92% de las tareas de finanzas que se desarrollan en toda Intel, a nivel global, según explicó el contralor financiero de la empresa en el país, Miguel Rivera. La única tarea que no ejecuta todavía el equipo costarricense, de todas las que realiza Intel en el ámbito internacional, es el involucramiento directo con inversionistas.

La transformación y el crecimiento del grupo financiero de Intel Costa Rica ha significado un gran reto para la administración local. Sin embargo, Rivera define la situación como “un buen problema”.

Por un lado, la empresa necesita continuar desarrollando el talento humano del que ya dispone y, por otro, atraer nuevo desde afuera, con una mayor experiencia de la que se pretendía antes.

Tareas más complejas

El caso del Centro de Finanzas de Intel es uno de muchos en suelo nacional.

Un reciente estudio elaborado por la firma Deloitte –en conjunto con la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) y la Cámara de Servicios Corporativos de Alta Tecnología (Camscat)– determinó que un 80% de los centros de servicios de empresas multinacionales en el país realizan labores de alta complejidad.

Esta situación representa una maduración del sector en el país, pues inicialmente eran más recurrentes otro tipo de tareas más rutinarias.

Este panorama se ha traducido en más empleo y mayores oportunidades de crecimiento, según afirmó Timothy Scott, gerente de Asuntos Gubernamentales y Relaciones Públicas de Intel Costa Rica.

“Cuando hablamos de una empresa de 450 personas, hablamos de una empresa de un nivel relevante, y de eso es de lo que estamos hablando ahora con el Centro de Finanzas de Intel”, apuntó el jerarca.

Los representantes del gigante tecnológico destacan la importancia que tuvo la calidad del talento humano tico para que cada vez se ejecuten labores más retadoras.

En el caso de Intel, la firma estima haber aumentado en un 60% la cantidad de actividades de alto valor y complejidad de su equipo de finanzas.

Sin embargo, también destacaron que se trata de un talento que usualmente se potencia a lo interno de la entidad, a través de programas de lifelong learning, o aprendizaje continuo.

“Muchas de las habilidades y la complejidad técnica del puesto se aprende trabajando y se ha tenido que entrenar y capacitar a nuestro talento humano para que vaya creciendo. Muchos de nuestros contralores hoy, y me incluyo ahí, somos personas que empezamos haciendo tareas transaccionales y hemos crecido a través de esfuerzos de desarrollo de la empresa para ir desarrollando nuestras habilidades técnicas y blandas”, apuntó Rivera.

Según Scott, la calidad del talento humano costarricense sigue siendo elevada, pero es necesario mejorar en áreas que ahora cobran mayor relevancia, como análisis de datos o robótica.

Mejorar el perfil en esos detalles, permitiría enfocar los esfuerzos de los profesionales en tareas de mayor peso y con una menor posibilidad de automatización, subrayó.

92 nuevos puestos

Ante el aumento en las tareas de finanzas en Costa Rica, Intel pretende contratar a 92 personas para desarrollar tareas complejas.

La compañía busca colaboradores con experiencia en ciencias económicas, dominio del idioma inglés, flexibilidad y adaptabilidad para el aprendizaje en áreas como analítica de datos y robótica.

Tener habilidades desarrolladas en esos últimos apartados es un plus, reconoció Rivera.

“El perfil que estamos contratando se aleja un poco del perfil profesional, de cuando contratábamos a un estudiante de colegio técnico o a una persona recién graduada de la universidad. Ahora buscamos personas de mayor experiencia, que tiene alrededor de tres o cinco años de trabajo, para apostar a estos roles de mayor impacto y mayor valor”, aseveró.

Las oportunidades laborales de Intel se encuentran en la página intel.com/jobs.

El crecimiento del departamento de Finanzas en Costa Rica también permite borrar el mito de Intel como una empresa que únicamente ofrece opciones tecnológicas, sostuvo Scott.

Usualmente se relaciona a la compañía con el desarrollo de tecnología y manufactura, pero también emplea a personas en otros ámbitos.

Scott además enfatizó que el sector de Finanzas de la compañía es un nudo central para que esta pueda operar y cumplir con todos sus objetivos

“Si nosotros no tenemos esos servicios y no podemos presentar nuestros números de manera atractiva para que un externo quiera invertir y no lo hago de manera eficiente, entonces, no vamos a poder crear tecnología que mejore la vida de todas las personas”, apuntó.

“Cuando hablamos de que aquí se hacen actividades de tesorería, hablamos de que se hacen actividades para el manejo de efectivo de toda Latinoamérica y para toda la corporación; entonces nuestro talento humano ha tenido que aprender sobre regulación mundial, sobre políticas de empleo y de mercado, y esa habilidad de aprender y de adaptarse a nuevas tecnologías ha resultado ser una ventaja competitiva bastante interesante”, concluyó Rivera.

Tendencia general

El desarrollo de centros de servicios en Costa Rica y la contratación de una mayor cantidad de personal es la tendencia en los últimos años.

Los recuentos de Cinde señalan que estas entidades contaban con 55.000 empleados en 2016 y aumentaron sus planillas en unos 25.000 puestos adicionales desde entonces.

Asimismo, Cinde contabiliza 70 empresas que ofrecen servicios de alto valor o complejidad, las cuales contratan hasta 30.000 personas en el país.

La firma Deloitte recientemente realizó un estudio con una muestra de 37 empresas de servicios compartidos. De ellas, cerca de un 60% contabiliza más de seis años de operar en territorio costarricense.

Además, un 49% dijo contar con políticas de retención de colaboradores, en las que se “resalta y gestiona regularmente el personal de alto rendimiento”.

Josué Alfaro

Josué Alfaro

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduado de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica.