Negocios

Ileana Rojas, gerente de Intel Costa Rica: ‘Estamos realizando importantes inversiones para crecer y diversificar capacidad de producción”

En el 2020, la empresa amplió 25% su capacidad de producción y actualmente canaliza más recursos para continuar extendiéndose y afrontar así la escasez de semiconductores en el mundo

La empresa Intel realiza importantes inversiones, que incluyen a Costa Rica, para ampliar sus capacidades de producción y afrontar así la escasez de semiconductores en el mundo.

Ileana Rojas, gerente de Intel en Costa Rica, explicó que la pandemia trajo consigo un incremento sin precedentes en la demanda de tecnologías que utilizan estos pequeños chips. Por su parte, lleva tiempo adaptar la oferta.

Los semiconductores son los componentes básicos de todos los dispositivos analógicos y digitales electrónicos y están actualmente en gran cantidad de productos como celulares, automóviles, videoconsolas, ordenadores y equipos médicos, entre muchos otros.

La situación ha generado dificultad para atender la demanda de algunas industrias, como la de fabricación de vehículos, la cual bajó su producción con la pandemia y cuando la volvieron a aumentar ya no encontraron suficientes chips.

Según el reporte anual 2020 de la Asociación de la Industria de Semiconductores, en el 2018 las ventas globales de los chips alcanzaron un récord de $468.800 millones; en el 2019 disminuyeron en 12%, a $412.300 millones, debido en gran parte a la ciclicidad en el mercado de la memoria.

El pronóstico de las Estadísticas del Comercio Mundial de Semiconductores, publicado en junio del 2020, es de ventas por $426.000 millones, en el 2020 y para el 2021 proyecta que se recuperarán a $452.000 millones.

Como uno de los grandes fabricantes de semiconductores en el mundo, Intel anunció este año una inversión $20.000 millones para expandir su capacidad de fabricación con dos nuevas plantas de producción de procesadores en Arizona (Estados Unidos), $3.500 millones para equipar las operaciones en Nuevo México (Estados Unidos) y $350 millones durante los próximos tres años para el reinicio de las operaciones de prueba y ensamblaje en Costa Rica.

Sobre estas expansiones y la estrategia de la empresa para afrontar el incremento en la demanda, la Gerente de Intel respondió, por escrito, consultas de este diario. En seguida, un resumen.

Dado su conocimiento del negocio, nos gustaría tener su interpretación de lo que sucede actualmente en el mercado de los semiconductores.

–Se trata de un reto multifactorial, cuyo origen obedece a diferentes causas. Los procesadores son los cerebros que impulsan las tecnologías esenciales y la columna vertebral de las operaciones de distintas industrias a nivel global. Se trata de productos que funcionan como la base de tecnologías vitales, desde telecomunicaciones, hasta redes inteligentes y equipos industriales de alta especialidad.

”Durante el 2020, y debido a un aumento de nuestra vida digital por la pandemia, hubo un impresionante aumento en la demanda y uso de tecnología, tanto empresariales como para consumidor final. Millones de personas en todo el mundo se vieron en la necesidad de trabajar desde casa y las computadoras personales reafirmaron su capacidad esencial de habilitar la productividad de las personas para seguir llevando a cabo su trabajo y un sinfín de actividades más, desde mantener contacto con seres queridos, educarse y entretenerse.

”Y, por otro lado, las empresas tuvieron que recurrir a tecnologías para continuar operando, tanto computadoras como centros de datos y servicios en la nube.

”Finalmente, el diseño y manufactura de semiconductores se trata de uno de los procesos de ingeniería más complejos que la humanidad realiza, en donde cientos de millones de transistores se empacan en áreas de pocos milímetros cuadrados. De hecho, un procesador tarda aproximadamente 20 semanas en salir de una fábrica y, en el caso de Intel, se lleva a cabo en centros altamente especializados que ofrecen una escala única en el mundo.

”A grandes rasgos, estos elementos nos pueden ayudar a entender la magnitud del reto que hoy enfrentamos, y al mismo tiempo nos pintan un panorama increíble para el futuro”.

¿En cuánto estima Intel que supera la demanda de semiconductores a la oferta, actualmente?

–Como mencionaba, el incremento sin precedentes en la demanda de tecnologías ha representado un reto para las cadenas de suministro en todo el mundo. Sin embargo, ha sido frente a este reto que los distintos jugadores del ecosistema tecnológico hemos desarrollado innovaciones que están sentando las bases para desarrollar la tecnología del futuro, al mismo tiempo que aseguramos la disponibilidad de productos y soluciones suficientes para mantener la infraestructura digital del mundo.

”Para ello, en Intel hemos mejorado significativamente el suministro para nuestros clientes y estamos realizando importantes inversiones para crecer y diversificar nuestras capacidades de producción. Tan solo en 2020, expandimos nuestra capacidad en más del 25% y continuamos enfocándonos en agregar suministro en segmentos de alto crecimiento”.

Intel anunció una inversión de $20.000 millones para construir dos fábricas de chips avanzados en Arizona. El CEO de Intel, Pat Gelsinger, dijo que esto puede tardar un año y medio a dos años. ¿Hay otras medidas que evalúen para afrontar la situación?

–Sin duda, la clave está en invertir e innovar. El pasado 23 de marzo de este año, el CEO de Intel, Pat Gelsinger, anunció una inversión de $20.000 millones para expandir nuestra capacidad de fabricación, comenzando con dos nuevas plantas de producción de procesadores en Arizona.

”Esta inversión no solo representa la creación de una mayor capacidad para nuestros propios productos, ya que, mediante la creación de nuestro nuevo negocio, Intel Foundry Services, proporcionaremos a otras empresas y gobiernos esta capacidad de producción, y accederemos a una oportunidad aproximada en valor total de mercado de $100.000 millones, para el 2025.

(Intel Foundry Services es una nueva unidad de negocios independiente dirigida por Randhir Thakur, un veterano de la industria de semiconductores. Se trata de un proceso de fundición con una combinación de tecnología de proceso y empaque de vanguardia, según explica la empresa en su página web).

”También se invertirán $3.500 millones para equipar las operaciones en Nuevo México, Estados Unidos, para la fabricación avanzada de tecnologías de empaquetado de semiconductores como Foveros, la innovadora tecnología de empaquetado 3D de Intel.

”Se prevé que la inversión plurianual genere al menos 700 empleos de alta tecnología, 1.000 empleos en la construcción, y apoye la creación de 3.500 puestos de trabajo adicionales en el estado. Las actividades de planeación comenzarán de inmediato, se espera que la construcción se inicie a finales de 2021.

”Además, está la inversión de $350 millones durante los próximos tres años para el reinicio de las operaciones conocidas como assembly & test (ensamble y prueba) en Costa Rica. Se prevé que la inversión genere más de 200 nuevos empleos en los próximos meses y se contempla el inicio de estas actividades para la segunda mitad de 2021.

”Al incrementar y diversificar esta capacidad, garantizaremos el flujo de producción y suministro de productos esenciales para tantas industrias más. Gracias a esto, actualmente somos la única empresa con la profundidad y amplitud de software, silicio y plataformas, envases y procesos con fabricación a escala en la que nuestros clientes confían para sus innovaciones de próxima generación”.

La inversión anunciada para este año, en Costa Rica, por $350 millones, ¿en cuánto contribuye a atender la mayor demanda?

-Intel evalúa continuamente sus operaciones en todo el mundo para garantizar que tenemos la capacidad adecuada para satisfacer la demanda global. Iniciaremos las operaciones de ensamble y prueba en Costa Rica con el fin de ampliar nuestra capacidad y seguir satisfaciendo las necesidades de nuestros clientes.

”Sin duda la inversión en Costa Rica se suma a toda una estrategia global, para incrementar y diversificar nuestra capacidad. Hemos mejorado significativamente el suministro para nuestros clientes y estamos realizando importantes inversiones para crecer y diversificar nuestras capacidades de producción”.

¿Cómo avanza la reapertura de sus operaciones de ensamble y prueba de chips en Costa Rica? ¿Cuándo se iniciará?

–Avanzamos de manera satisfactoria con el acondicionamiento requerido en la planta física, la importación e instalación de equipos y luego vendrán las certificaciones necesarias por parte de la Corporación. Iniciaremos operaciones, como está previsto, en el segundo semestre del año.

¿Cuántos trabajadores les hacen falta para completar el requerimiento de 200 nuevos empleados que anunciaron en marzo pasado?

–Vamos avanzando de manera muy positiva, hemos tenido noticias alentadoras, lo que se demuestra en nuestra página www.intel.com/jobs donde seguimos teniendo oportunidades de trabajo abiertas en Costa Rica. Estas oportunidades no necesariamente son uno a uno, es decir; que para una misma posición podemos estar contratando más de una persona.

La Asociación de la Industria de Semiconductores advirtió que difícilmente se resolverá del todo el desabasto en lo que resta de 2021. ¿Qué opina usted?

–Así es, la propia Asociación de la Industria de Semiconductores en Estados Unidos señala que esta situación no tiene una solución de corto plazo. Como lo acaba de mencionar nuestro CEO, Pat Gelsinger, tenemos una previsión que este tema tendrá una posible solución durante “unos años más”; sin embargo, es importante que entendamos que se trata de una situación que nos pinta con claridad que, en el futuro, necesitaremos mucha más tecnología y la demanda continuará a niveles muy altos.

¿Qué expectativas tienen sobre la posible ayuda que ofrecería el Gobierno estadounidense para estimular la producción?

–Esto es algo que está manejando nuestra corporación en Estados Unidos, por lo que no nos podemos referir al respecto.

¿Cómo ven el mercado hacia el futuro?

–Como lo mencioné anteriormente es importante que entendamos que se trata de una situación que nos pinta con claridad que, en el futuro, necesitaremos mucha más tecnología y la demanda continuará a niveles muy altos.

”La nueva estrategia de manufactura de diseño de infraestructura (IDM) 2.0 de Intel es una fórmula diferenciada y ganadora que entregará una nueva era de innovación, fabricación y liderazgo de productos a través de la poderosa combinación de tres capacidades: la red interna de fabricación global de Intel para la manufactura a escala (...), el aumento en el uso de la capacidad de fabricación de terceros (...) y construyendo un negocio de producción de clase mundial, servicios de manufactura de Intel.

”Nos enfocamos en cuatro áreas para ofrecer productos líderes e innovaciones digitales en los próximos años: ser líder en todas las categorías en las que competimos, cumplir impecablemente con nuestros compromisos, innovar apasionadamente con audacia y rapidez y reavivar nuestra cultura para atraer y motivar a los mejores colaboradores del planeta. Sin duda, la clave está en invertir e innovar.”

Patricia Leitón

Patricia Leitón

Periodista en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).