Negocios

Defina los posibles escenarios y medidas para reducir el impacto del covid-19 en su negocio

Estime los resultados que podría obtener en cada situación y el correspondiente plan de contingencia

El impacto de la propagación del coronavirus covid-19 en la economía y los negocios puede empezar a sentirlo de un momento a otro, si es que ya no los está viendo en el flujo de caja o en el faltante de materia prima y de repuestos de equipos.

Para definir qué hacer, los especialistas recomiendan definir tres escenarios de lo que puede pasar y los planes de contingencia.

“Hay que tener presente que este fenómeno es muy dinámico y de crecimiento exponencial, por lo que estar al tanto de lo que está sucediendo es muy importante, en particular de fuentes confiables”, expresó Luis Güell, profesor de Lead University y asesor internacional de logística.

La situación en China y otros países durante las últimas semanas ha provocado problemas de operación de las plantas de manufactura, la falta de disponibilidad en el transporte marítimo y aéreo, retrasos en embarques de productos con distintos destinos y en los desembarques de mercancías exportadas a ese mercado, aumento de costos y posibles pérdidas.

Los retrasos en el embarque de productos e insumos fabricados en Asia pueden generar, a su vez, faltantes de inventarios, tanto de productos terminados como de materias primas, repuestos y equipos, afectando la producción incluso en países y ciudades donde no se ha detectado personas con la enfermedad o donde ésta es incipiente.

“Es un efecto dominó”, advirtió Guillermo Varela, director ejecutivo de GS-1, asociación privada especializada en comercio y logística.

Por la experiencia en otros países donde hay propagación del virus, se sabe que se reduce el turismo por miedo de contagio sea durante el vuelo, o bien, en el lugar de destino.

También se producen cambios en los hábitos de consumo pues las personas evitan asistir a eventos o sitios donde hay aglomeración de público, incluyendo tiendas, supermercados o restaurantes. A eso se suma la cancelación de eventos públicos.

Probablemente las empresas que ya tienen canales digitales, teletrabajo y mecanismos de trazabilidad de sus productos desarrollados tendrán una mayor ventaja. Para las que no, podría ser el momento de avanzar en esas áreas.

Actúe, no espere

Las empresas deben prever las distintas situaciones que podrían enfrentar e implementar medidas para minimizar el impacto.

Defina los escenarios

Determine cuáles son los posibles escenarios (pesimista, intermedio y optimista), estime o proyecte los resultados (ingresos) que podría obtener en cada uno y el correspondiente plan de contingencia.

Establezca medidas escalonadas para reducir los efectos (disminución paulatina de productos y de la producción, buscar otros proveedores, etc.).

Identifique a otros proveedores

Empiece a identificar y a analizar la posibilidad de comprar productos, insumos y equipos a proveedores distintos, lo que puede favorecerle en la diversificación. Tome en cuenta la calidad y costos para no afectar ni el precio ni la producción final.

Brinde trazabilidad

Establezca una comunicación efectiva y oportuna con sus colaboradores y clientes sobre el origen de las materias primas y de los productos que usted utiliza o comercializa, así como de las medidas que está adoptando para evitar desabastecimiento y para hacerles llegar los productos y servicios.

Adopte políticas flexibles con sus clientes (y negocie con sus proveedores) ante posibles disminuciones de pedidos o cancelaciones de pedidos o reservas.

Profundice canales digitales

Fortalezca los medios digitales de información, mercadeo y venta para hacer llegar sus productos y servicios a los clientes, especialmente cuando ellos empiecen a quedarse más en sus casas.

Aproveche servicios de delivery (Glovo, Uber Eats, Rappi) y de entregas a domicilio (Correos de Costa Rica, encomiendas, mensajería y otras firmas).

“Es un tema que se ha estado aplicando en las empresas, pero debe ser más rápido debido a la crisis”, dijo Isaac Rodríguez, gerente de gestión de crisis de PwC.

Revise gastos

Determine gastos superfluos, cuáles podría reducir y cómo aprovechar los recursos para fortalecer su relación digital con el mercado.

Implemente el teletrabajo

En los puestos administrativos, de ventas y otros que no exigen la presencia del colaborador puede implementar mecanismos de colaboración y de teletrabajo apoyándose en herramientas de comunicación y aplicaciones gerenciales en la nube que ya tenga implementadas.

“Las empresas que hagan uso de estas herramientas se benefician mediante la flexibilidad y optimización del tiempo, comunicación continúa, independientemente de la ubicación física en la que se encuentre el colaborador, así como algunas métricas y estadísticas de sus usuarios”, dijo Rubén Rivera, gerente general de GBM Costa Rica.

Detecte oportunidades

El desabastecimiento de productos e insumos importados podría ser una oportunidad para empresas locales que manufacturan mercancías y materia prima similares.

También podría ser una oportunidad para exportar a mercados donde se están dando estas mismas carestías.

Reduzca precios

Algunos sectores relacionados con turismo local y externo podrían implementar estrategias de reducción de precios, promociones, ofertas y paquetes para impulsar ventas y evitar escasez en el flujo de caja.

Planifique la logística

Es crucial entender las amenazas y el entorno actual, prever los peligros tanto de una probable falta de abastecimiento y disminución de inventario como para hacer llegar los productos y servicios a sus clientes, así como para cobrar.

Implemente medidas de emergencia

Integre un equipo sólido y de múltiples funciones para impulsar un plan de crisis y de continuidad del negocio para proteger al negocio, a los clientes y a los colaboradores.

Contemple medidas de ayuda a colaboradores afectados por el coronavirus, así como contingencias ante el efecto que tal situación podría provocar en las operaciones.

Reinvéntese, innove

La economía local estaba sensible. El agravamiento de la situación global y de una disminución de la demanda provocada por la expansión del coronavirus podría implicar la mayor contracción.

Podría ser, también, el momento para que las empresas se reintenven, innoven, e identifiquen y aprovechen nuevas oportunidades de mercado.

“Dependerá de la visión que tengan los empresarios y la agilidad para moverse en el mercado”, recalcó Varela, de GS-1.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".