El Tiempo / GDA / Colombia, Manuel Avendaño Arce. 23 marzo
19/07/2018 Avianca incorpora su primer Airbus A320 NEO (New Engine Option) para Costa Rica, que ofrece la más avanzada tecnología aeronáutica disponible en el mercado. Fotografía: Marvin Caravaca.
19/07/2018 Avianca incorpora su primer Airbus A320 NEO (New Engine Option) para Costa Rica, que ofrece la más avanzada tecnología aeronáutica disponible en el mercado. Fotografía: Marvin Caravaca.

Bogotá y San José. Como parte del ajuste y transformación que emprendió para buscar la rentabilidad, ante un entorno más complejo para su operación, Avianca Holdings anunció la cancelación de 11 rutas internacionales desde diferentes ciudades en las que opera, tanto en Colombia como en Centroamérica.

De acuerdo con la compañía, en consonancia con los cambios de flota y focalización en rutas con mayor demanda, desde el 1.° de mayo del 2019, la aerolínea dejará de operar en los trayectos Bogotá-Boston, Bogotá-Chicago, Cartagena-Pereira, Cartagena-Nueva York y, a partir del 1.° de junio, dejará de viajar entre Ciudad de Guatemala y Tegucigalpa (Honduras), Nueva York, Chicago y Orlando, en Estados Unidos.

Esta última fecha también aplicará a los trayectos desde San Salvador (El Salvador) hacia Boston, Cali y Cartagena.

En paralelo, y como parte de la venta de la flota de aviones Embraer en Centroamérica, las rutas que antes se operaban con estas aeronaves ahora usarán Airbus A320, lo que permitirá ampliar hasta un 56% la capacidad adicional por cada vuelo.

La ruta Bogotá-Chicago operó por apenas ocho meses, pues fue inaugurada en octubre del 2018.

El aumento de sillas aplicará para los trayectos de San Salvador hacia Ciudad de México, Miami, San Pedro Sula, Houston, Tegucigalpa y Ciudad de Panamá, al igual que para las rutas Managua-San Salvador, Managua-Miami, Ciudad de Guatemala-San Salvador y Ciudad de Guatemala-Miami.

“Somos conscientes del impacto que estas decisiones tienen para nuestros clientes. Hemos hecho apuestas por nuevas rutas en los últimos años, y continuaremos explorando oportunidades de mercado, revisando la competitividad y la demanda del mercado para retomar estas operaciones cuando sea prudente”, aseguró Silvia Mosquera, vicepresidenta Ejecutiva Comercial de Avianca.

Fuentes cercanas a la operación de la aerolínea dijeron esta reducción de 11 vuelos corresponde a una disminución del 8,5% en la operación total de Avianca Holdings.

Según la aerolínea, las ventas de tiquetes en estos segmentos continuarán abiertas para los vuelos operativos hasta la fecha definitiva de suspensión (1.° de mayo o 1.° de junio según la ruta).

“Todos los pasajeros con tiquetes comprados para fechas posteriores a la fecha de cancelación serán contactados por Avianca para brindarles diferentes opciones que les permitan continuar con sus planes de viaje. La mayoría de los pasajeros que tenían tiquetes comprados en las rutas modificadas han sido reacomodados en otros vuelos” agregó la empresa, que además invitó a los clientes a revisar continuamente su estado de boleto en la página web y aplicación móvil.

Efectos para Costa Rica

La línea aérea no cancelará ninguna de las rutas que operan directamente desde y hacia Costa Rica, así lo confirmó Avianca a La Nación.

Sin embargo, algunos pasajeros que ya compraron sus boletos serán contactados por Avianca para reporgramar las conexiones de sus viajes, debido a que la suspensión de las 11 rutas implicará ajustes.

Una vez cancelada la ruta, los pasajeros podrán conectar con sus destinos por medio de los centros de conexión de Avianca en San Salvador, Lima y Bogotá.

“A la fecha, más del 80% de los pasajeros que tenían tiquetes comprados en las rutas modificadas han sido contactados y reacomodados”, indicó la aerolínea, en un comunicado.

Los ajustes en las rutas aéreas de Avianca se deben a la modernización de su flota que ahora utilizará Airbus A320neo en lugar de los Embraer 190. El objetivo es aumentar en 56% la capacidad por cada vuelo.

Avianca presentó, el 11 de julio del 2018, su nuevo A320neo en Costa Rica, se trata de un avión con matrícula costarricense equipado con 153 sillas: 12 en clase ejecutiva y 141 en clase económica.

En el caso de la sede administrativa de Bogotá, el El Tiempo indicó que se estaría estudiando una nueva política de tiquetes para los empleados de la compañía, y además se analiza comenzar a cobrar, en las próximas semanas, el parqueo a los trabajadores que estacionen en este centro administrativo.

Sin embargo, Avianca Holdings negó estas versiones, al señalar que son aspectos que no se están discutiendo.

Entre tanto, la decisión de vender a la filial Deprisa, avanza y también fuentes conocedoras de la situación señalaron a El Tiempo que habría unos nueve oferentes por esta empresa.