Finanzas

Caída del valor del bitcóin por regulaciones en China golpeó a otras criptomonedas

El mes anterior, las autoridades chinas también provocaron una caída del 20% en el valor del más popular de los criptoactivos

El precio del bitcóin se desplomó este martes 22 de junio 10.5% después de que República Popular China reforzara las regulaciones en el país, con un fuerte avance sobre el minado de criptomonedas.

El golpe no quedó aislado a esta cibermoneda. La baja del bitcóin arrastró consigo a otras criptomonedas, como Ether, que opera en los $1.880 (16% menos), Binance Coin (21% menos), Cardano (-18%) y XRP (-21%).

El bitcóin operaba, al cierre de esta nota, a $31.802, según Investing.com, un valor que representa menos de la mitad del máximo histórico que llegó a alcanzar hace unas semanas.

El mes pasado las autoridades chinas lograron hundir un 20% el valor del bitcóin, luego de que el banco central definiera que los tokens digitales no se pueden usar como forma de pago, lo que potenció aún más su caída.

Si bien la comercialización de bitcóin en China se encuentra estrictamente regulada desde el 2017, la minería allí engloba cerca del 80% del comercio mundial de criptomonedas.

Aumento en controles

La semana pasada las autoridades chinas aumentaron los controles y procedieron al cierre de la actividad en varias provincias, ordenando en la región de Sichuan, al suroeste del país, la clausura de 26 centros de minería.

El proceso de “minado” consiste en que superordenadores resuelven complejos cálculos que permiten validar las transacciones con criptomonedas, y el que sea más rápido recibe dinero digital a cambio. Esto supone un gran consumo de electricidad, no solo de los propios ordenadores sino de los sistemas de refrigeración necesarios para su funcionamiento.

El nuevo control incluyó avisos a las empresas de electricidad para que cesen inmediatamente el suministro a las mineras de divisas, ya que podría tener un impacto en el medio ambiente.

Lo anterior, llevó a un cambio de postura del creador de Tesla, Elon Musk, que pasó de promocionar el uso de bitcóin para la compra de autos de su empresa a suspender los pagos con ese activo hasta que haya mayores evidencias de que no compromete el ambiente.

Los controles se reforzaron con más intervenciones del banco central chino, que convocó a los bancos e instituciones de pago que hubieran registrado transacciones de criptomonedas que calificaron de “especulativas”. Para el Banco Popular de China, las actividades “perturban el orden económico y financiero normal y generan riesgos de transferencias transfronterizas ilegales de activos”, según le dijo al Global Times, un medio local de origen estatal.

También sostuvieron que el cierre de las minas de la provincia frenó en un 90% la capacidad de extracción de bitcóin en el país. Por su parte, los principales bancos de China prometieron acatar la prohibición de realizar transacciones en criptomonedas dictada en 2013.

Los cuatro principales bancos estatales y el servicio de pagos Alipay prometieron intensificar el monitoreo de su clientela y bloquear toda cuenta usada para comprar criptomonedas o hacer operaciones con ellas.

Los promotores de las criptomonedas afirman que éstas permiten el anonimato y dan mayor flexibilidad, pero los reguladores chinos advierten que podrían facilitar la corrupción y el lavado de dinero. Los ejecutivos de los principales bancos fueron convocados a una reunión donde se les increpó sobre sus actividades y se les pidió “mantener la estabilidad y la seguridad financieras”, afirmó el Banco Central.

“Las criptomonedas interrumpen el orden económico y financiero normal y podrían permitir el crimen organizado y el lavado de dinero”. “Se le pide a nuestros clientes estar atentos a los riesgos, proteger sus cuentas y no realizar transacciones con monedas virtuales”.