Entrevista: Roberto Echandi G.

 Sostiene que la cuarta ronda de negociaciones con la UE fue muy buena porque nunca había visto a Europa aceptando y reconociendo posiciones del Istmo

¿Cuál fue el principal logro de la cuarta ronda de negociaciones con la Unión Europea?

Hay dos grandes logros. El primero es en la parte normativa (marco de normas generales que regulará el Acuerdo), y es la madurez y la buena disposición de la Unión Europea (UE), a tal punto que se empezaron a mover (para aprobar propuestas) como en ninguna otra ronda.

¿A qué se debe ese cambio de actitud de los europeos?

Quiere decir que en Lima (sede de la cumbre entre la UE y Latinoamérica, en mayo) funcionó, que los mensajes duros que enviamos allá funcionaron, pues nunca he visto tantos movimientos por parte de Europa en la mesa. A mí me parece que aquí hubo un avance normativo muy importante, pero así… muy importante. Empezaron a aceptar, aceptar y aceptar cosas.

¿Cuáles puede mencionar?

En esta parte normativa hubo muchas cosas que se pedían y siempre decían: “Vamos a pensarlo”, entre ellas, cuestiones muy importante para países en desarrollo como los nuestros, y que se enmarcan en el principio de trato especial y diferenciado (implica que al negociar cada capítulo del Acuerdo se le dé un trato mejor a las economías pequeñas, como plazos para cumplir, cooperación para mejorar estándares y otros). También le puedo decir que, en el tema de procedimientos aduaneros, ellos proponían disposiciones inaceptables para nosotros y ya las quitaron. En el tema de desarrollo sostenible aceptaron que el trabajo se base en el texto presentado por Centroamérica.

En diálogo político también aceptaron propuestas centroamericanas en los temas de derechos humanos, igualdad de género y en materia de medio ambiente.

¿Este gran acercamiento implica que se aleja el peligro, manifestado por Costa Rica, de que la UE le brinde prioridad a Colombia y Perú por encima del Istmo?

En política las cosas no son tan claras. ¿Qué si significa que la UE no vaya a tener interés en negociar con otros países? Eso no lo sé. La cantidad de inversión de Europa en Centroamérica no es mucha, mientras que en otros países es muy grande. Eso es un factor a tomar en cuenta.

¿Cuál fue el segundo logro de la ronda?

El otro logro claro es el de acceso a mercado. Fue una ronda muy buena en este campo. Estamos llevando a Europa a donde queríamos, que es la fase de negociación, producto por producto, para exportaciones de gran importancia, como banano, azúcar y productos con alto contenido de azúcar, yuca y otros. Vamos más rápido que en la negociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos a la altura de la cuarta ronda.

¿Y cuáles son los retos?

El principal, a partir de ahora, es poder concertar los intereses ofensivos y defensivos de Centroamérica en esta negociación. Sobre todo, los defensivos, pero que también afectan a los temas en los cuales el Istmo quiere pedir apertura a Europa.

El segundo es tener una visión pragmática y muy realista sobre el tema de las negociaciones, región a región.

Estos temas pueden ser muy fáciles de resolver o muy difíciles, dependiendo del contexto político que tengamos.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.