Empleo

Desempleo fue de 17,7% en el trimestre terminado en mayo: 431.000 personas están sin trabajo

Porcentaje de desocupación tuvo una disminución significativa de 2,4 puntos, pues en el mismo periodo del 2020 fue de 20,1%, según el INEC, sin embargo, el indicador se mantiene alto.

La tasa de desempleo en Costa Rica fue de 17,7% para el trimestre comprendido entre marzo, abril y mayo de este año, lo que significa que hay 431.000 personas sin trabajo.

El resultado implicó una disminución significativa de 2,4 puntos porcentuales (p. p.) comparado con el mismo trimestre móvil del año anterior, cuando la desocupación fue de 20,1%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), este jueves 1. ° de julio.

Las mujeres presentan una mayor tasa de desempleo que los hombres; del 24,2% y del 13,3%, respectivamente, según la Encuesta Continua de Empleo (ECE).

El reporte del INEC confirma que el país mantiene la tendencia a la reducción del nivel de desocupación que comenzó, el año pasado, en el trimestre móvil de mayo, junio y julio, cuando el desempleo fue del 24,4%.

María Luz Sanarrusia, coordinadora de la ECE, comentó que el trimestre móvil de marzo a mayo de este año, permite efectuar una comparación de los primeros efectos de la pandemia en el 2020, cuando se aplicaron las medidas más restrictivas.

“La tasa de desempleo al inicio de la pandemia, cuando estaban todas las restricciones más altas, fue de 20,1%. Esto significa que 20 personas de cada 100, en la fuerza de trabajo, estaban buscando empleo o reiniciar su negocio. Para este mismo trimestre, en este año, es de 17,7%, es decir, baja en 2,4 puntos”, destacó Sanarrusia.

La ECE muestra que, en el trimestre móvil de marzo a mayo, el 99,4% de los desempleados tuvieron afectación en la búsqueda de un empleo a raíz de los efectos de la pandemia de la covid-19.

Además, el 11,3% de las personas con empleo, es decir, 226.000, resintieron alguna incidencia laboral por la crisis sanitaria.

En el caso de los asalariados fue la suspensión de contratos de forma temporal, reducción de jornadas de trabajo u otro tipo de cambios en las condiciones laborales con impacto en el ingreso.

Mientras que en el trabajador independiente es, principalmente, la suspensión de su actividad o negocio, o bien porque tuvieron restricciones para operar, como el cierre de su empresa o negocio de forma temporal.

Factores positivos

La especialista del INEC destacó que, en los resultados de la última encuesta, hay varios efectos positivos.

Por ejemplo, mencionó que hay un aumento en la participación de las personas aspirantes a un puesto de trabajo durante el trimestre móvil de marzo a mayo.

Dicha situación se demuestra con el incremento a 2,44 millones que forman la fuerza de trabajo, entre marzo y mayo de este año, lo cual implicó un aumento de 104.000 personas respecto al mismo periodo del 2020.

Adicionalmente, se incrementó la cantidad de trabajadores con empleo en el mercado laboral costarricense.

El análisis del INEC detalla que había dos millones de personas ocupadas entre marzo y mayo pasado, lo cual implicó un alza de 142.000 puestos de trabajo, comparado con los mismos meses del 2020.

La tasa de ocupación se ubicó en 49,2%, es decir, un aumento de 2,9 puntos, en los últimos 12 meses.

“Entre las ramas de actividad que más presentaron aumento, durante todo el año, fueron comercio, hoteles y restaurantes, servicios de empleo a los hogares. Un signo positivo fue que muchos de los nuevos empleos fueron en segmentos de baja calificación, y es relevante porque fueron quienes más han sufrido con la pandemia”, dijo Sanarrusia.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.