Óscar Rodríguez. 18 junio
Las medidas de confinamiento y restricción al movimiento por la pandemia sanitaria tuvieron el efecto de elevar el desempleo entre febrero y abril de este año, según el INEC. Foto: Jeffrey Zamora
Las medidas de confinamiento y restricción al movimiento por la pandemia sanitaria tuvieron el efecto de elevar el desempleo entre febrero y abril de este año, según el INEC. Foto: Jeffrey Zamora

El desempleo de Costa Rica alcanzó el 15,7% en los meses de febrero, marzo y abril del 2020.

El resultado significa un incremento de 4,4 puntos porcentuales (p. p.) comparado con el mismo periodo del 2019, lo cual sí se considera una variación estadísticamente significativa, según la Encuesta Continua de Empleo (ECE) de trimestres móviles, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

La población desempleada, entre febrero y abril de este año, fue de 379.000 personas, lo cual significó un aumento de 102.000 individuos comparado con el mismo trimestre móvil del año anterior.

El estudio muestra que el nivel más alto de desocupación es en las mujeres, con el 20,8% en el periodo analizado. En el caso de los hombres, se ubicó en 12,2%.

El INEC destacó, en un comunicado enviado este jueves 18 de junio, que en la medición se contempla la afectación por el inicio de las medidas de confinamiento y restricción de movilidad adoptadas con el fin de contener la pandemia de covid-19.

María Luz Sanarrusia, coordinadora de la ECE, explicó que en el periodo analizado hubo una influencia determinante de la crisis generada por el nuevo coronavirus en Costa Rica.

“Sí hubo un aumento bastante fuerte en el desempleo. Antes, 11 personas de cada 100 de la fuerza de trabajo estaba desocupadas, ahora son 15″, manifestó Sanarrusia.

“Claro que hay un efecto ahí asociado a la pandemia, sobre todo en la espera del reinicio de las operaciones y la búsqueda de trabajo”, recalcó esta funcionaria.

La especialista detalló que las personas con suspensión de contrato se contabilizaron como ocupadas, pues tienen un retorno asegurado al empleo.

El presidente Carlos Alvarado reconoció que esperaban un golpe mayor en el mercado laboral debido a la pandemia.

Según dijo, eso fue posible con acciones que se tomaron como la reducción de la base mínima contributiva. Citó que hay 140.000 trabajadores que no se sumaron al desempleo con esa acción.

“Se está trabajando con esa fase de reapertura para que puedan retomar sus jornadas. 60.000 personas están con suspensión del contrato… acciones tomadas mitigaron los efectos para que no fuera un desempleo mucho mayor como se había esperado. Ese impacto se contuvo”, afirmó Alvarado.

El INEC estableció, en esta encuesta, una nueva medición denominada trimestre móvil. Esta es la combinación de tres meses consecutivos.

Se le denomina móvil porque se van cambiando los meses que se toman de referencia, lo cual permite y posibilita obtener información con mayor oportunidad, explicó la entidad en la nota técnica de la encuesta.

“Conforme se va recolectando información de los hogares, es posible utilizar un promedio móvil de tres meses, en la que se incluye información más reciente y se retira la más antigua para mantener siempre un trimestre”, destacó el INEC, por medio de un comunicado.

Dicha medida metodológica permite controlar elementos estacionales que pueden alterar el resultado de la ECE.

Pilar Ramos, coordinadora del área de Divulgación Estadística del INEC, informó de que la entidad decidió efectuar una entrega anticipada de resultados del mercado laboral del país, para llevar un pulso más cercano de la realidad.

El objetivo de la institución es entregar, cada mes, un resultado con la nueva metodología de trimestre móvil para que la población y el sector público y privado cuenten con información sobre la coyuntura y afectación del covid-19.

Otros datos

Los resultados de la ECE, por trimestre móvil, incorporan en esta encuesta solo el resultado general del mercado de trabajo del país y la división por género.

En las próximas muestras, el INEC irá incorporando resultados adicionales por actividad económica y zona geográfica (urbana y rural).

Entre los indicadores que sobresalen en la entrega para los meses de febrero y abril del 2020 figura la disminución en la tasa de ocupación, la cual se ubicó en el 51,2%. En el mismo periodo del 2019 fue de 55,4%, es decir, hubo una baja de 4,2 p. p.

La encuesta también mostró un incremento relevante en la tasa de subempleo. Estas son las personas que trabajan menos de 40 horas a la semana y desean trabajar más.

Dicha tasa se ubicó en 14,9%, entre febrero y abril de este año, lo que refleja un aumento interanual de 6 p. p. frente al mismo periodo del 2019.

Colaboró Irene Vizcaíno.