26 enero, 2003

Porto Alegre (Brasil), 26 ene (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció hoy en Brasil que seguirá un control de precios al control de cambios aplicado esta semana en su país, en medio de una severa crisis económica.

El gobernante, quien llegó hoy a la ciudad brasileña de Porto Alegre, donde se lleva a cabo el Foro Social Mundial, atribuyó el control de precios que va a imponer a la necesidad de "defender" las reservas internacionales del país y "al pueblo".

También dijo que tiene un estudio la aplicación de un impuesto "a los capitales especulativos", sin dar mayores detalles.

"Hemos tomado medidas que no le gustan a los neoliberales, pero como no tenemos compromisos y para defender al pueblo hemos establecido un control de cambios y ahora le seguirá un control de precios", dijo Chávez durante un discurso en la Asamblea Legislativa del estado de Río Grande, cuya capital es Porto Alegre.

El gobernante agregó que en medio de la crítica situación económica que vive su país, "se va a crear un sistema nacional para la distribución de alimentos y medicinas".

Venezuela vive una huelga nacional que lleva 56 días y que es promovida por la oposición política que pide la renuncia del presidente y la convocatoria inmediata a elecciones anticipadas.

Cháve atribuyó una vez más la huelga, que virtualmente paralizó la industria petrolera, motor de la economía del país, a lo que llamó "intereses golpistas, terroristas y fascismo" de sus opositores.

La huelga ha provocado un crítico desabastecimiento de combustibles, alimentos y otros bienes de primera necesidad, generando un mercado negro que ha lanzado los precios a niveles sin precedentes.

En medio de una fuga de capitales que, según el gobierno, amenazaba con liquidar las reservas internacionales "en 20 días", el Banco Central cerró el mercado cambiario.

Chávez dijo en Porto Alegre que el control de cambio va estar en vigor por tiempo indeterminado. EFE

ol/ed/ff/jpg