Marvin Barquero. 16 enero
Roy Loría Campos, gerente de grupo Lala Costa Rica, aseguró, repetidamente, que esa empresa mexicana vino a Costa Rica para quedarse y competir en el mercado, pues se puede elevar más el consumo de lácteos por persona. Foto: Melissa Fernández
Roy Loría Campos, gerente de grupo Lala Costa Rica, aseguró, repetidamente, que esa empresa mexicana vino a Costa Rica para quedarse y competir en el mercado, pues se puede elevar más el consumo de lácteos por persona. Foto: Melissa Fernández

El grupo mexicano del sector lácteo Lala completó una inversión total en Costa Rica de $20 millones, tras inaugurar este miércoles 16 de enero la ampliación de su planta lechera en San Ramón, Alajuela, para lo cual utilizó $14 millones.

La industria lechera había invertido antes $6 millones en un centro de distribución, situado en Coyol, Alajuela, el cual probablemente se ampliará en los próximos meses.

La empresa azteca anunció públicamente la adquisición de la planta de lácteos de Florida Bebidas en San Ramón de Alajuela, el 6 de julio del 2016. Esa instalación fue ampliada en 4.240 metros cuadrados (m²) con esta nueva inversión, con lo cual llega a 24.250 m², explicó Roy Loría, gerente de Grupo Lala Costa Rica. La planta era propiedad originalmente de la cooperativa Coopeleche, que la vendió a la Florida.

Loría agregó que la inversión se centró mucho en maquinaria de la más alta tecnología para la planta. Inicialmente la empresa entrará al mercado de leche fluida con seis presentaciones: entera, semidescremada, descremada, delactosada, semidelactosada y delactosada con 0% de grasa.

Además, la planta queda lista para ingresar en la producción de derivados lácteos en un tiempo no determinado. Según Loría, el primer paso sería en la elaboración de mantequilla.

Con esta ampliación, la empresa llega a una capacidad de proceso de 150.000 litros al día, lo cual aumenta en casi un 200% el recibo de leche.

De acuerdo con Loría, Lala mantiene como su único proveedor de materia prima a Coopeleche, una cooperativa que tiene asociados en la zona occidental, en sitios como San Ramón, Zarcero, Guatuso, Montes de Oro (Miramar) y otros.

Además, fortalece una alianza con Florida Bebidas, mediante la cual maquila la marca de lácteos Mu! y ahora utilizará la red de distribución de esa firma para llevar la marca Lala a todo el comercio minorista.

La nueva gama de leche fluida de la marca Lala aparecerá primero en estos días en los formatos de la cadena Walmart, luego en otras cadenas de supermercados y en el mercado abierto, adelantó Loría.

Otras marcas

La firma mexicana explicó que mantendrá en el mercado la leche de la marca Eskimo y los helados, así como el yogur de la marca Lala. Estos productos, que ya estaban en los estantes de los comercios, se importan de las plantas de Nicaragua. Así se mantendrá el esquema.

Según Loría, la marca Eskimo encontró un fuerte mercado entre los nicaragüenses que viven en Costa Rica, por lo cual mantendrán un esquema parecido de importación del producto desde Nicaragua.

Al ser consultado acerca del mercado costarricense, Loría dijo que queda mucho espacio para incrementar el consumo de leche, pese a que Costa Rica es el tercer consumidor por persona al año de leche y sus derivados en Latinoamérica.

Según la Cámara Nacional de Productores de Leche, en Costa Rica se consume arriba de 217 litros por persona al año en productos lácteos, dentro de lo cual tienen mucha importancia los derivados.

Loría reconoció la relevancia de la demanda de derivados, pero dijo que una empresa del sector lácteo debe primero penetrar el mercado con el corazón del negocio que es la leche fluida.

Respecto a la competencia, Loría dijo que la pretensión de Lala es ganarse al consumidor con el sabor característico, la calidad y “la economía”, aunque no ahondó en el tema de los precios.