Gustavo Arias Retana. 30 septiembre, 2018
Arte compartido con minutos de diferencia en dos de las páginas que se adjudican la organización del movimiento antimigración de nicaragüenses. Fotografía: Reproducción.
Arte compartido con minutos de diferencia en dos de las páginas que se adjudican la organización del movimiento antimigración de nicaragüenses. Fotografía: Reproducción.

Entre julio y agosto, se crearon al menos siete páginas en Facebook que se dedican a difundir en el país mensajes xenofóbicos y falsos, y ya suman casi 79.000 seguidores.

Los sitios parecen estar conectados. En cuestión de minutos, un mismo mensaje de tono antimigrante suele aparecer en la mayoría de esas páginas cada vez que se hace una publicación. Esa es la tendencia.

Dos páginas, las que suman más seguidores, durante agosto, coincidieron en 115 publicaciones que incitan a tomar represalias contra los nicaragüenses, bajo el discurso de que migración es igual a delincuencia.

La publicación de mensajes además es masiva, una de esas páginas llegó a hacer 49 posteos en un solo día, es decir, en promedio dos por hora.

Pero el asunto no queda ahí. También se utiliza esta red de portales de Facebook para cobrar por hacer publicaciones, bajo el alegato de que controlan al menos ocho “páginas grandes” y que cada una puede llegar a tener hasta 40.000 visualizaciones diarias.

Para lograr su objetivo de desinformación, estas páginas se aprovechan del anonimato que ofrece Fecebook y los problemas que tiene esta plataforma social para frenar la difusión de mensajes de odio.

Este grupo se adjudica la organización del movimiento que protagonizó las agresiones xenofóbicas del sábado 18 de agosto, en el parque La Merced, y que concluyeron con la detención de 44 personas.

“¡Ya nos vamos a la capital, hoy Chepe es blanco, azul y rojo! Exigimos el cierre de las fronteras, leyes de migración fuertes, que la ciudadanía se dé por padres como en Europa, que las becas sean entregadas a los costarricenses y las ayudas de diferentes instituciones como el IMAS, INVU y Fonabe sean prioritarias a los ticos”.

Este es uno de los mensajes que fueron compartidos por esta red, el cual se publicó en el sitio Criminales extranjeros en Costa Rica, pocas horas antes de la manifestación en el parque La Merced.

Ese texto se acompañó de un arte que combinaba banderas de Costa Rica y las siluetas de un grupo de hombres con la leyenda “Nuestra patria, nuestras reglas”.

Esa misma imagen había sido posteada solo cuatro minutos antes por la página Realidades Nacionales C. R. Recargado y venía acompañada del texto: “Hoy empieza el orden en manos de los ciudadanos costarricenses, dicen los nicaragüenses que esta prohibido tomar fotos en el parque de La Merced, vamos a ver cuántas fotos me mandan a la página hoy”.

¿Cómo operan?

Para que los mensajes surtan efecto y generen un movimiento social, la red usa técnicas exitosas de desinformación que ya fueron empleadas en otros países como Estados Unidos y Alemania.

Por ejemplo, reproducen las mismas ilustraciones entre las páginas, reviven noticias viejas sobre delitos cometidos por extranjeros en el pasado o en otros países. Al tiempo que difunden información falsa y usan mensajes de corte nacionalista.

Las publicaciones de esta red, además, son replicadas por al menos otros 23 sitios de Facebook que también se han encargado de difundir mensajes xenofóbicos en las últimas semanas, especialmente con información errónea y noticias viejas.

Así lo detectó un monitoreo que realizó La Nación a esas páginas en Facebook, durante el mes de agosto.

Viralizar la xenofobia

De las siete páginas que integran la red, Criminales extranjeros en Costa Rica y Realidades Nacionales C. R. Recargado son las que acumulan más seguidores, unos 46.000 en conjunto. Durante agosto, la primera realizó 473 y la segunda 355 publicaciones.

El 18 agosto, el día de las agresiones xenofóbicas, fue la jornada en que más hicieron publicaciones. Entre los dos sitios se posteó 86 mensajes, o sea, casi cuatro publicaciones por hora. Mientras que el día previo a la protesta se realizaron 50 y el posterior 56.

En promedio, esos dos sitios de Facebook realizaron un total de 27 posteos al día y se replicaron 115 contenidos entre ellas.

El reproducir el mismo mensaje en varias páginas a la vez, es una de las prácticas más comunes que se utilizan para multiplicar el alcance entre los usuarios de Facebook.

Por ejemplo, eso ocurrió el 27 de agosto, cuando el portal Realidades Nacionales C. R. Recargado publicó el siguiente mensaje en que se atribuye la organización del movimiento xenofóbico:

“Hemos recibido mucho apoyo al empezar estas manifestaciones y ser los organizadores, aunque preferimos mantener nuestra identidad protegida ya que también existen enemigos que nos quieren callar, hacernos la ley mordaza. De igual forma, como activistas cibernéticos ya tenemos grupos organizado en todo el país, seguidores y patriotas listos para las marchas”.

Cinco minutos después de su primera publicación, ese mismo mensaje y el arte que lo acompañaba se publicó en la página Criminales extranjeros en Costa Rica, dos minutos más tarde apareció en Cr al Chile Noticias y finalmente, 11 minutos después, se posteó en el sitio Nacionales CR.

Páginas reproducen el mismo contenido con minutos de diferencia. Fotografía: Reproducción.
Páginas reproducen el mismo contenido con minutos de diferencia. Fotografía: Reproducción.

Incluso, los portales Criminales extranjeros en Costa Rica y Realidades Nacionales C. R. Recargado comenzaron a ofrecer servicios de publicidad antes de cumplir su primer mes en Facebook.

El 8 de agosto el primero de ellos publicó: “Buenas, ya que varias personas me han escrito por privado que les gustaría saber si hacemos publicidad para su empresa, ya que tenemos más de ocho páginas grandes y cada una puede llegar a más de 40.000 vistos por día y les quiero confirmar que vamos a facilitar esa opción en nuestras publicaciones, cualquier información nos pueden contactar por inbox”.

Otra de las tendencias claras que utilizan para lograr mayor resonancia en redes sociales es la articulación de un discurso antinicaragüense.

Para promover esa idea reviven noticias de medios nacionales en que se hizo referencia a crímenes cometidos por extranjeros en el pasado, como por ejemplo, el asesinato de una familia de Matapalo, en febrero de 2016, o el asalto al Banco Nacional de Monteverde que dejó nueve fallecidos, en 2005.

También suelen compartir informaciones de supuestos delitos reportados por aparentes medios de comunicación regionales, los cuales publican de forma anónima datos sin confirmar.

El primer contenido viral de Criminales Extranjeros en Costa Rica, por ejemplo, fue la fotografía de una supuesta banda que asaltaba en los alrededores de Grecia, ese contenido aunque no era cierto fue compartido cerca de 4.000 veces.

Otra táctica que emplean es mezclar el tema migratorio con otras temáticas que se discuten en redes sociales como las pensiones de lujo, la reforma fiscal y la corrupción, con el objetivo de ampliar su movimiento, evadir ser tachados de xenofóbicos y evitar que Facebook los bloquee por difundir mensajes de odio.

Algunos de estos sitios ya han sido cerrados por Facebook, pero rápidamente reaparecen con otro nombre. Por ejemplo: Realidades Nacionales CR Recargado, originalmente se llamaba Realidades Nacionales CR, cambió de nombre porque la página original fue bloqueada.

En muchos casos, los posteos también circulan fuera de esta red social de 2,7 millones de usuarios en Costa Rica, pues se comparten vía WhatsApp, donde el alcance puede ser aún mayor.

La distribución de contenidos sobre el tema migratorio continúa hoy día, incluso después de las agresiones en La Merced, pero a un ritmo menor.

Ejemplo de noticia vieja que comparten sobre el tema de delincuencia. Fotografía: Reproducción.
Ejemplo de noticia vieja que comparten sobre el tema de delincuencia. Fotografía: Reproducción.
Ataques a Acnur

La exaltación al nacionalismo es otro de los pilares de las publicaciones realizadas por estos grupos, especialmente para promover el llamado a la acción dentro y fuera de la red social.

Una de las primeras acciones que le pidieron realizar a sus seguidores por motivos nacionalistas, fue atacar en Facebook a la Agencia de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados (Acnur), a quien acusan junto con la vicepresidenta y canciller, Epsy Campbell, de promover la migración de nicaragüenses al país.

“Apoya la causa compártela y comenta cada publicación de Acnur”, dice un mensaje que publicaban las páginas acompañado de banderas y frases referentes a “luchar” y “defender la patria”.

La encargada regional de comunicación de Acnur, Francesca Fontanini, informó que durante agosto registraron un incremento de los ataques realizados contra la agencia mediante Facebook desde Costa Rica, pero también una multiplicación de los mensajes de apoyo hacia los nicaragüenses.

“Sí, se presentó, pero fue por un periodo corto y por un número limitado de personas en agosto, la mayoría del pueblo costarricenses más bien expresó su solidaridad con los migrantes”, dijo Fontanini.

Los mensajes nacionalistas también fueron la norma previo a las actividades públicas organizadas desde estas páginas.

La primera se dio el 8 de agosto frente Casa Presidencial, la segunda fue la del parque La Merced del 18 de agosto y la más reciente tuvo lugar el 2 de setiembre en la plaza de la Democracia. De esas tres, solo la segunda tuvo mayor impacto.

Publicación previa a la concentración del 2 de setiembre en la plaza de la Democracia. Fotografía: Reproducción.
Publicación previa a la concentración del 2 de setiembre en la plaza de la Democracia. Fotografía: Reproducción.
El detonante de las noticias falsas

El otro tipo de contenido que se multiplica para buscar la movilización fuera de la red social son las noticias falsas.

El caso más grave se presentó la semana previa a la movilización del parque La Merced cuando estos sitios hicieron circular al menos seis noticias falsas referentes a la migración en el país.

Sin ningún fundamento, las publicaciones decían que nicaragüenses estaban quemando banderas costarricenses en suelo tico, que se estaban construyendo “precarios para refugiados” en Alajuelita, que habría una invasión de militares nicaragüenses en nuestro país y que el presidente Carlos Alvarado había firmado un decreto para darles ayuda económica a las “mujeres trans nicaragüenses”.

Además, que la Universidad de Costa Rica (UCR) les estaba dando “becas completas” a refugiados de Nicaragua y que la Cancillería de Costa Rica les estaba revocando las visas a políticos del país vecino.

El llamado final a la movilización se centró de nuevo en un contenido falso. Desde estas páginas se viralizó que los nicaragüenses prometieron asaltar a cualquier costarricense que pasara por La Merced.

El estratega digital Esteban Mora considera que estos sitios se dieron cuenta que los contenidos falsos eran el detonante que estaban buscando para lograr visibilizar su movimiento fuera de las redes sociales.

“La semana previa (a las agresiones xenofóbicas de La Merced) se aceleró la creación de noticias falsas de forma sistemática, durante esa semana se generaron contenidos falsos de forma más veloz que hasta en la campaña política, alguien quería que eso sucediera y estuvo alimentando la caja de resonancia con premeditación. En esas noticias falsas encontraron el detonante que andaban buscando para movilizar a la gente", explicó Mora.

Una de las informaciones sin fundamento que se compartieron previo al movimiento hacia referencia a que los costarricenses se les estaba prohibiendo pasar por el parque La Merced. Fotografía: Reproducción.
Una de las informaciones sin fundamento que se compartieron previo al movimiento hacia referencia a que los costarricenses se les estaba prohibiendo pasar por el parque La Merced. Fotografía: Reproducción.
Facebook, el ecosistema ideal

No es casualidad que estos movimientos se gesten y reproduzcan en Facebook. La plataforma presenta una serie de ventajas que la convierten en el ecosistema perfecto para el desarrollo de este tipo de fenómenos.

Como explica el estratega Esteban Mora, la plataforma permite distribuir contenido casi que desde el anonimato y además varios cambios aplicados recientemente hacen prácticamente imposible detectar si los seguidores que acumulan las páginas son reales o comprados para aumentar el alcance de las publicaciones.

“Facebook permite ir recogiendo miembros y afinando un movimiento casi desde la clandestinidad hasta que algo raro suceda, es como que todo quedara completamente encapsulado a la vista y paciencia de todo el mundo hasta que explota, lo que pasa es que encontraron un detonante, una causa y en el momento que ellos crean un llamado a la acción es que aparece la alerta”, dijo Mora.

“El 4 de abril Facebook cierra la posibilidad que teníamos de ver la distribución de los seguidores de una página de Facebook, ahora es necesario tener el permiso del administrador para poder ver esa información, entonces no podemos ni siquiera saber si hay compra de seguidores y esa es una de las cosas que generan un efecto de mercadeo, dan un hipotético golpe en la mesa, ya que son páginas que rápidamente tienen una gran cantidad de seguidores y eso genera confusión en la gente. El problema es que no podemos saber en este momento si esos seguidores son reales o no”, agregó.

Otro punto que representa una ventaja para estas páginas es que el proceso que sigue Facebook para el cierre de sitios o eliminación de contenidos que promueven el odio y la violencia es complejo y variable.

Si bien las publicaciones de ese tipo están entre los contenidos inaceptables de la plataforma, el vicepresidente de Política Pública de Facebook, Richard Allan, reconoció que la dinámica para determinar si una publicación o página está distribuyendo contenido que fomenta el odio es más compleja de lo que se piensa.

“A veces, es obvio que algo es discurso de odio y debe eliminarse, ya que incluye la incitación directa a la violencia contra las características protegidas de las personas (raza, origen étnico, afiliación religiosa, etc). Si identificamos amenazas creíbles de violencia inminente contra cualquier persona, incluidas las amenazas basadas en una característica protegida, también escalamos eso a la aplicación de la ley local.

"Pero a veces, no hay un consenso claro, porque las palabras mismas son ambiguas, la intención detrás de ellas es desconocida o el contexto a su alrededor no está claro. El lenguaje también continúa evolucionando, y una palabra que no fue una difamación ayer puede convertirse en una que lo sea hoy en día”, dice Allan en una publicación del centro de noticias de Facebook.

Sobre el caso específico de los temas relacionados con migración, él explica que consideran de vital importancia tomar en cuenta el contexto y la intención con la que se realizan las publicaciones.

“A menudo, un debate político se convierte en un debate sobre el discurso de odio, ya que ambas partes adoptan un lenguaje inflamatorio. Este es a menudo el caso con el debate sobre inmigración, ya sea sobre los Rohingya en el sudeste asiático, la afluencia de refugiados en Europa o la inmigración en los Estados Unidos. Esto presenta un dilema único: por un lado, no queremos ahogar las conversaciones políticas importantes sobre cómo los países deciden quién puede y quién no puede cruzar sus fronteras. Al mismo tiempo, sabemos que la discusión a menudo es dolorosa e insultante”, escribió Allan.

Por semana, Facebook elimina de su plataforma alrededor de 66.000 publicaciones reportadas como discursos de odio, unas 288.000 al mes en todo el mundo.

El método para abordar esta problemática por parte de la red social ha sido blanco de críticas en varios países.

Por ejemplo, en julio de este año el programa británico de documentales Dispatches reveló cómo la empresa instruye a sus empleados a no eliminar contenido racista, también que muchas de las reglas no se aplican para páginas que tienen muchos seguidores, pues estos generan más ganancias para Facebook, y por tanto, se les da el mismo trato que a medios noticiosos e instituciones gubernamentales.

Mensaje nacionalista previo a las agresiones xenofóbicas. Fotografía: Reproducción.
Mensaje nacionalista previo a las agresiones xenofóbicas. Fotografía: Reproducción.
Fenómeno global

La situación presentada en Costa Rica, durante las últimas semanas, tiene similitudes con casos de otras latitudes en que las redes sociales se han empleado para promover discursos de odio, fragmentar el tejido social y movilizar a las personas.

En los Estados Unidos, temáticas como la xenofobia y el racismo fueron parte de la operación rusa que utilizó las redes sociales para “sembrar desconfianza” e influir en los comicios de 2016, en que resultó electo Donald Trump.

Así lo reveló un informe de la Oficina Federal de Investigaciones de EE. UU. (FBI, por sus siglas en inglés), en donde además se consigna que la maquinaria rusa habría invitado a más de 338.000 usuarios a eventos en Facebook, que en su mayoría estaban centrados en dividir mediante el tema de la migración.

La injerencia rusa creó al menos 129 eventos que invitaban a debates y manifestaciones en el mundo real. Los eventos estaban asociados a 13 páginas y grupos elaborados en las fábricas de troles rusos, según el FBI.

Algunos ejemplos de esas páginas fueron Fronteras Seguras, que abordaba temas migratorios; Blacktivist, sobre división racial y Musulmanes Unidos de América, sobre la práctica del Islam en los Estados Unidos.

Evento con el que se promovió una marcha contra migrantes en Idaho. Fotografía: Reproducción.
Evento con el que se promovió una marcha contra migrantes en Idaho. Fotografía: Reproducción.

Fronteras Seguras fue una de las de mayor actividad. Por ejemplo, organizó una manifestación antimigrante y antimusulmana en Idaho, en 2016, en un pueblo llamado Twin Falls; y antes de la convocatoria, la página distribuyó noticias falsas sobre violaciones, asaltos y un incremento de los casos de tuberculosis, todo supuestamente relacionado con la migración de musulmanes.

Este tipo de publicaciones fue promovida mediante anuncios de Facebook en los que la maquinaría rusa habría invertido al menos $100.000, de acuerdo con el FBI.

Por esa operación están acusados 13 ciudadanos rusos y tres empresas del mismo país, también se investiga al exconsejero de seguridad de Trump, Michael Flynn, al empresario Rick Gates y a su exjefe de campaña, Paul Manafort. El exasesor electoral George Papadopoulos ya fue condenado, a inicios de setiembre, con 14 días de cárcel y una multa de $9.500 por haberle mentido al FBI en su declaración sobre la trama rusa.

Otro caso similar fue el vivido a finales de agosto en Chemnitz, Alemania, donde la difusión de contenidos falsos en las redes sociales, después del asesinato de un ciudadano alemán, terminó con escenas de persecución contra extranjeros, varios heridos y saludos hitlerianos en las calles.

Por el asesinato, que se produjo en un festival callejero, se detuvo a un sirio y a un iraquí. No obstante, en redes sociales se convocó a "cazar extranjeros” y a demostrar “a los inmigrantes quién mandaba” con informaciones falsas como que había un segundo muerto, que varias mujeres fueron violadas por los sospechosos y que al hombre lo mataron cuando trató de ayudar a una joven que estaba siendo violada.

Unas 800 personas acudieron al llamado realizado desde redes sociales.

Manifestación realizada el 27 de agosto en Alemania contra los migrantes. Fotografía: AFP
Manifestación realizada el 27 de agosto en Alemania contra los migrantes. Fotografía: AFP