Salud

Raquel Mechoulam, paciente con cáncer: ‘Me estoy muriendo y a la CCSS no le importa’

Raquel Mechoulam afirma que recibió de CCSS un reporte incompleto y lleno de errores acerca de su enfermedad, lo que impedirá a la oncóloga tomar decisiones del tratamiento

Este 14 de setiembre, Raquel Mechoulam fue a recoger los resultados de una tomografía axial computarizada (TAC). Ella es paciente de cáncer de mama y metástasis en cerebro, pulmón y huesos. Los resultados de ese examen son necesarios para que la oncóloga tome decisiones sobre su tratamiento.

Usualmente, los reportes que le entrega la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) son de seis a siete páginas, con muchos detalles sobre la evolución de la enfermedad, pero esta vez no fue así. No solo tenía solamente una página, también estaba lleno de errores e inconsistencias y parecía pertenecer a alguien más.

“Habla de que tengo ‘vesícula biliar distendida de paredes lisas sin evidencia de datos inflamatorios a nivel de pared’. ¡A mí la vesícula me la quitaron en 2007! Dice ‘útero y anexos conservados’, ¡el cual me quitaron en junio! Entonces, ¿de quién es esto? ¿es mío? Si es mío quisiera ver si esta doctora se tomó la molestia de revisar bien”, denunció a través de un video en su canal de YouTube.

El reporte entregado por el hospital, sin señalar cuál, tampoco reconoce las lesiones que un mes antes había indicado el examen de gamma óseo, que examina la progresión del mal en los huesos.

El TAC se lo hicieron hace un mes, de urgencia, porque exámenes anteriores habían dicho que su enfermedad estaba avanzando. La oncóloga debe verla en 15 días, pero la paciente asegura que esta información no le servirá, porque no corresponde a la realidad.

“Es una gran bendición tener seguro social para muchas personas, pero yo estoy muy cansada”, subrayó.

“Me estoy muriendo y a la Caja no le importa”, resumió.

Frente a la denuncia pública de Raquel Mechoulam, la Caja respondió en la red social Twitter.

“Hola Doña Raquel. Ya estamos gestionando con el centro para que puedan brindarle la atención que requiere y merece. Por mensajes le estaré contactando para los detalles. Lamento mucho la situación que está enfrentando”.

Raquel aseguró que no es la única persona en esta situación, que son miles de pacientes los que sufren el mismo problema. Ella es consciente de que su familia podría intentar reunir el dinero para un examen en un centro privado, “¿pero qué pasa con las personas que no tienen esa posibilidad?”, cuestionó.

“¿Qué pasa con la mamá de mi amiga Stephanie, que tiene el mismo diagnóstico que yo y que tiene semanas de estar esperando el reporte del TAC, para que le den a uno esto?”, añadió.

“¿Para qué cotizamos nosotros? Yo ahorita estoy sin tratamiento, estoy solamente con un inhibidor de hormonas, esperando el TAC para que el 30 (de setiembre) me vea la oncóloga, pero esto ¿en qué la ayuda?”, dijo.

La paciente explicó que estos resultados eran vitales para reclamar el fármaco requerido. “Para que me recete un medicamento que la Caja me va a negar y yo tenga que ir a la Sala Cuarta para que me den el tratamiento, porque ya me explicó ella que sin ir a la Sala no lo tendría”, añadió.

Raquel relató que se le acaba de morir su prima, quien hubiera cumplido 40 años, porque la mandaron de un hospital a otro y no la vieron a tiempo.

“¿Quién va a intervenir este lugar? ¡Por favor! Si ellos no hacen nada, ¿quién? ¡Señor presidente, haga algo por nosotros!”, concluyó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.