Salud

Saltarse el desayuno se relaciona con peores notas escolares

Estudio en el Reino Unido confirma que este tiempo de comida es vital para el rendimiento de las personas, especialmente de niños y adolescentes quienes están sujetos a un período de ayuno nocturno más prolongado.

Santiago, Chile. Desayunar debería ser una tarea diaria de los escolares. Así lo asegura un estudio realizado por científicos de la Universidad de Leeds (Reino Unido), que analizaron la relación entre esta comida y el rendimiento escolar.

En la investigación participaron 294 estudiantes de entre 16 y 18 años. Según se vio, el 53% tomaba desayuno de forma frecuente, el 18% lo hacía de forma ocasional y el 29% rara vez o nunca tomaba desayuno los días de semana.

Con esta información, los investigadores pudieron observar que quienes rara vez comían por la mañana tenían en promedio 10,25 puntos menos en el Certificado General de Educación Secundaria o GCSE (conjunto de pruebas que se toman en el Reino Unido en los últimos años de colegio como requisito para entrar a la universidad), en comparación con quienes desayunaban con frecuencia.

Si se veía cada prueba por separado, los que ayunaban obtenían en promedio 1,20 puntos menos que el resto (cada prueba tenía un máximo de 6 puntos).

Según explicó a, diario El Mercurio, Katie Adolphus, principal autora del estudio, el desayuno se asocia a mejor rendimiento por una causa biológica: “La glucosa es la fuente de energía preferida por el cerebro, que requiere glucosa para sus necesidades energéticas. El cerebro humano equivale solo al 2% del peso, pero representa el 25% del consumo total de glucosa corporal, que es más que cualquier otro órgano del cuerpo. Además, los niños tienen un consumo de glucosa cerebral aun mayor que el de los adultos”.

Y agregó: “Por otro lado, los niños y adolescentes están sujetos a un período de ayuno nocturno más prolongado debido a mayores demandas de sueño, que pueden agotar las reservas de glucosa durante la noche. Por lo tanto, el consumo del desayuno es vital para proporcionar la energía adecuada para el cerebro durante la mañana escolar”.

Según el estudio, reconoce Adolphus, no se puede saber qué tipo de desayuno es mejor para el rendimiento escolar. Sin embargo, la nutricionista de la Clínica Universidad de los Andes, en Chile, Bárbara Castillo, aseguró que la calidad del desayuno hace la diferencia.

“El desayuno debería consistir entre un 20% y 25% de los requerimientos de energía que tiene el niño durante el día. Y este debería incluir un lácteo, ojalá descremado -(leche, yogur o queso), y cereal integral y sin azúcar añadida”. El pan integral, la avena o los cereales de desayuno altos en harina integral son buenos ejemplos. A ello hay que sumarle una fruta que aporta vitaminas, minerales y fibra.

“Con esa calidad de desayuno y manteniéndolo en el tiempo tendrás a un niño con respuesta intelectual mayor que otro que no toma desayuno o que tiene una calidad de desayuno no tan buena”. GDA/El Mercurio/Chile

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.