Yeryis Salas. 3 septiembre
Los trabajos de remodelación no afectarían a pacientes ni empleados del resto del hospital. Foto: Archivo.
Los trabajos de remodelación no afectarían a pacientes ni empleados del resto del hospital. Foto: Archivo.

Los pacientes de Medicina Nuclear del Hospital Calderón Guardia serán trasladados a otros hospitales durante seis meses, mientras se remodelan las instalaciones en este centro médico.

Las obras iniciarán en la segunda semana de setiembre, informó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Quienes requieran gammagrafías óseas, de tiroides y otros estudios pasarán al Hospital San Juan de Dios, con horario de 1 p. m. a 9 p. m. Allí serán atendidos por personal del Calderón Guardia.

Los pacientes con hipertiroidismo y los que necesitan rastreo con yodo radioactivo se atenderán en el México, como se ha realizado desde junio.

En tanto, las personas con cáncer de tiroides que requieran aplicación de yodo radioactivo seguirán recibiendo atención en el Calderón Guardia.

Para sacar cita, los usuarios deberán ir a una oficina ubicada en el costado este del hospital, donde estaba la Clínica del Dolor. En ese espacio el área administrativa atenderá de 7 a. m. a 4 p. m. de lunes a jueves y los viernes de 7 a. m. a 3 p. m.

Los trabajos consistirán en remodelar el espacio de radiofarmacia, las instalaciones eléctricas y algunas paredes, además se construirá una serie de readecuaciones necesarias en el área y una salida de emergencia.

Taciano Lemos Pires, director general del Hospital, indicó que la remodelación permitirá cumplir con normativas nacionales e internacionales en la materia.

Durante los seis meses se cerrará el perímetro de las obras del piso hasta el cielorraso para disminuir el paso del polvo, y los trabajadores tendrán un acceso exclusivo por el costado norte del edificio, de forma que no se afectarán los pasillos del resto del centro de salud.

La remodelación se efectuará tras la aprobación de la adenda al contrato del proyecto en la torre este y obras complementarias del centro médico por parte de la Contraloría General de la República.