Irene Rodríguez. 19 junio, 2012
 Los expertos piden fijarse en las etiquetas de los productos, en su color y en si hay advertencias de no ponerlos en contacto con oro o plata. | ARCHIVO.
Los expertos piden fijarse en las etiquetas de los productos, en su color y en si hay advertencias de no ponerlos en contacto con oro o plata. | ARCHIVO.

Algunos productos para blanquear el color de la piel tienen mercurio, que puede producir daños en los riñones, menor resistencia a infecciones por bacterias u hongos, cicatrices y decoloración de la piel.

Así lo señala una alerta emitida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esto preocupa a las autoridades, pues los productos con mercurio pueden adquirirse por Internet.

“El mercurio es un ingrediente común que se encuentra en jabones y cremas para aclarar la piel. (...) Las sales de mercurio inhiben la formación de melanina, lo cual aclara la piel”, cita la alerta.

¿Cómo identificarlos? Para determinar si un producto contiene mercurio, la forma más fácil es leer las etiquetas de los productos.

Al revisar la etiqueta busque palabras como mercurio, Hg, yoduro de mercurio, cloruro de mercurio, mercurio amoniacal, cloruro de amida de mercurio, azogue, cinnabaris, sulfuro de mercurio, óxido de mercurio o yoduro de mercurio.

Además, revise si el etiquetado aconseja evitar el contacto con plata, oro, caucho, aluminio y joyas, pues esto podría indicar presencia de mercurio.

Otro aspecto en el que la persona debe fijarse es en el color del producto. Los que contienen este mineral normalmente tienen un color gris o plateado.

La alerta señala que, dependiendo de la normativa internacional, se permiten ciertas concentraciones de mercurio en los cosméticos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) permite menos de un miligramo de mercurio por cada kilo de producto que no es para el área de los ojos y 65 miligramos por cada kilo de producto que sí es para ahí.

En nuestro país, el Ministerio de Salud informó de que está revisando los registros sanitarios de los productos blanqueadores para determinar las concentraciones de este material, y de que en los próximos días dará sus lineamientos sobre las medidas para esta clase de cosméticos.