Salud

Longevas guanacastecas administraban dinero de su hogar y tenían 'buenos' esposos

Estudio del Idespo busca detalles de historia de vida de personas con más de 80 años en Nicoya

Las mujeres de 90 años y más de la Península de Nicoya tienen como característica el que, aunque no todas trabajaban fuera de casa, sí eran las administradoras del dinero en su hogar.

Además, en su mayoría vivieron matrimonios largos con hombres a quienes consideraron buenos: no eran de vicios, nunca las agredieron a ellas o a sus hijos y siempre 'jalaron la yunta parejo'.

Así describe Nelly López, directora del Instituto de Estudios Sociales en Población (Idespo) de la Universidad Nacional (UNA) a muchas adultas mayores que forman parte de un estudio cuyo objetivo es determinar las características de la longevidad en Costa Rica, específicamente en la llamada Zona Azul de la Península de Nicoya.

"Muchas mujeres nos cuentan que ellas iban a jornalear con su familia. Otras no aportaban pero sí se dedicaban a administrar todo el dinero o gran parte de este. También vemos que son personas que se sienten útiles y todavía tienen un propósito de vida para levantarse a diario", explicó López.

Los habitantes de cinco cantones de la península de Nicoya, (Carrillo, Santa Cruz, Nicoya, Hojancha y Nandayure) conviven en la región de longevidad más extensa del mundo, donde llegar a los 80 años y más con buena salud, lucidez y calidad de vida es más común que en otra área del planeta.

El Idespo analiza allí cuáles son los factores implicados en esa longevidad y en qué momento los estilos de vida o el ambiente cambiaron para hacer cada vez más difícil la posibilidad de vivir tantos años.

Para ello, realizan un estudio principalmente cualitativo. López explica que esto es así porque los datos cuantitativos ya están y han sido objeto de investigaciones anteriores.

Los resultados todavía no son definitivos, pero aspectos como las características de las mujeres que llegan a superar los 90 años ya llaman la atención de los científicos.

"Primero tenemos que caracterizar la Costa Rica de hace 100 años, ¿cómo fue el ambiente en el que estos centenarios crecieron y se desarrollaron? ¿Cómo era esa época de la niñez y adolescencia de estas personas?", explicó López.

Para ello, los especialistas se han dedicado a entrevistar a todos los centenarios de la zona. De momento han conversado con 18 y visitaron a 41 (los que tenían 100 años hasta el año pasado, ya para noviembre de este año hay 46) y detallaron su historia de vida.

También se realizó un grupo focal con nonagenarios (de 90 años) y ya se planeó el que se realizará el año entrante con octogenarios (de 80). Para etapas posteriores se abordarán a personas entre los 70 y 80 años y entre los 60 y 70 años.

Los investigadores se concentran en los determinantes sociombientales y socioculturales que podrían estar relacionados con una larga vida.

El equipo de investigación está conformado por gente de áreas muy diferentes: geografía, historia, psicología, antropología, entre otros.

Los entrevistados cuentan cómo fueron las condiciones en las que nacieron y crecieron, si su familia fue muy grande o pequeña.

La idea es también explorar cómo eran los padres de ellos, pues el curso de vida no inicia con el nacimiento, si no con el de los progenitores.

También hay preguntas específicas para hombres y para mujeres, con la idea de ver los diferentes roles en aquel entonces.

De igual manera se les pregunta por sus pasatiempos, si participaron en algún tipo de grupo o club y cómo fueron –y son– sus redes de apoyo.

"Estas historias de vida las estamos recopilando no solo de forma narrada, también en video y fotografía, para poder tener más detalles", agregó López.

En cuanto concluya el estudio en Nicoya (en el plazo de un año, aproximadamente), los investigadores continuarán en otras zonas del país donde también hay personas longevas.

"Si tenemos toda esta información será más fácil tomar decisiones para impactar de forma positiva en esta población", concluyó la especialista.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.