Salud

Contagio de sentimientos en la web

Todos sabemos que una sonrisa es contagiosa. La ciencia también lo ha demostrado. La sonrisa de una persona, aunque sea de un desconocido y se prolongue apenas unos segundos, lo puede llevar a uno a sonreír también.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.