Irene Rodríguez. Hace 3 días
Este es el portal de atención covid-19 de la CCSS a través de la aplicación EDUS. Imagen: captura de pantalla
Este es el portal de atención covid-19 de la CCSS a través de la aplicación EDUS. Imagen: captura de pantalla

A partir de este jueves, las autoridades sanitarias cuentan con una nueva herramienta digital para monitorear el estado de salud de los pacientes con confirmación o sospecha de covid-19.

Se trata de un apartado de la aplicación EDUS, en la cual la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tiene el expediente electrónico de los asegurados.

Gracias a esa herramienta, los pacientes y las personas que tuvieron contacto con los casos confirmados pueden reportar cómo van evolucionando.

Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la CCSS, destacó que Costa Rica es el primer país de la región en aplicar este tipo de vigilancia y monitoreo con la ayuda de la tecnología.

“Es un nuevo apartado en donde se permite identificar pacientes confirmados con covid-19, pacientes sospechosos así como las personas con las que han tenido contacto. También se ven los factores de riesgo de cada persona. Y la sintomatología que presenta el paciente”, afirmó Ruiz.

Y añadió: “Esto nos va a permitir que, con la información que las personas tienen que introducir dentro del ‘app’, podamos monitorear la evolución de la enfermedad de las personas que están en aislamiento domiciliar”.

Lo anterior aportará datos importantes al médico que trata a cada persona, pero también al sistema de salud para saber cómo se está comportando la enfermedad en Costa Rica, de modo que esta información pueda ayudar a la toma de decisiones.

Ruiz invitó a los asegurados a bajar la aplicación para revisarla. Añadió que ya se está trabajando en un manual en línea para que las personas puedan utilizarlo.

Semáforo de riesgo personal

Mediante la nueva aplicación, las personas que no tienen el nuevo coronavirus también pueden conocer su riesgo de contagio y recibir recomendaciones prácticas para actuar.

“Esta funcionalidad busca traducir el conocimiento de la enfermedad en un compromiso, porque permitirá a la persona sentir la situación de emergencia en función de sí mismo y de las acciones de prevención y protección que se deben tomar”, asegura Ruiz.

La aplicación le hace preguntas a la persona sobre sus factores de riesgo y posibles síntomas. El resultado de la evaluación se presenta como un semáforo de riesgo: verde, amarillo y rojo.

  • Las recomendaciones para verde, cuyo riesgo es bajo, es continuar con medidas de higiene reconocidas para la pandemia.
  • Las recomendaciones para amarillo, con riesgo medio, son el aislamiento social y mantenerse en casa con medidas estrictas de higiene. Además, se avisa del momento para acudir a los servicios de salud: cuando la fiebre sea mayor a 38 grados, hay tos seca, dificultad para respirar y descompensación de la enfermedad crónica.
  • La recomendación para rojo, con riesgo aumentado, es acudir inmediatamente a los servicios de salud.

Sin embargo, Ruiz señaló que el resultado debe ser tomado como una recomendación, es decir, es una brújula de acción frente al entorno cambiante que estamos viviendo.

El gerente médico de la CCSS recalcó que las personas deben actuar con criterio propio en la protección y en la búsqueda de los servicios de salud y entender que cada uno es único en las circunstancias que vive la enfermedad.