Política

Crónica: Así se vivió el día de caos en el Capitolio de Estados Unidos

Poco después de las 8 p. m. de este martes, se reanudó la sesión para certificar la victoria de Joe Biden

Washington. El 6 de enero estaba destinado a ser un día muy normal, en el que el Congreso estadounidense confirmaría la victoria en las urnas del demócrata Joe Biden. Sin embargo, lo que iba a ser una mera formalidad se convirtió en una jornada de violencia y caos inimaginable.

Donald Trump, decidido a no reconocer su derrota ante Joe Biden, y miles de sus seguidores que vinieron a Washington a apoyarlo obstruyeron el proceso.

La violencia estalló dentro del recinto del Capitolio y llevó a la capital federal a decretar el toque de queda.

Cronología de los acontecimientos

Decenas de miles de partidarios del presidente republicano, con banderas de Trump 2020 y gorras rojas de Make America Great Again empiezaron a llegar a Washington.

Venidos de todos el país, a veces en autobuses, cruzaron la capital, una ciudad profundamente demócrata, donde los escaparates de la mayoría de tiendas y edificios del centro se han atrincherado por miedo a los disturbios.

Todos se reunieron en una explanada cerca de la Casa Blanca, donde Donald Trump debía hablar. El presidente republicano adviertió que sería un día “loco”.

Hacia el mediodía, Donald Trump llegó al escenario y pronunció un largo y virulento discurso bajo un cielo nublado.

“Nunca nos rendiremos. Nunca cederemos. Nunca recuperaremos nuestro país siendo débiles. (...) Tienen que ser fuertes”, aseveró.

El multimillonario republicano se encomendó a su vicepresidente, a quien pidió que no apoyara la victoria de Joe Biden en la sesión especial del Congreso que debe presidir.

“Sé que todos los presentes pronto marcharán hacia el Capitolio para hacer oír sus voces de forma pacífica y patriótica”, añadió Trump.

Alrededor de la 1 p. m. (hora local), los legisladores de ambas cámaras comenzaron el proceso de certificación de los resultados de la elección presidencial.

Justo antes del comienzo de la sesión, Mike Pence declaró en una carta que no se opondría, ya que cree que este derecho pertenece a los representantes electos.

El líder de los senadores republicanos, Mitch McConnell, apoyo de Donald Trump durante su mandato, advirtió a sus colegas de un riesgo “mortal” para la democracia.

No obstante, desde el principio de la sesión los republicanos se opusieron a los resultados de las elecciones en el estado de Arizona.

Siguiendo un proceso muy preciso, las dos cámaras se separaron para debatirlo.

En el mismo momento, los manifestantes pro Trump se acercaron al Capitolio.

Los edificios auxiliares fueron evacuados y algunos manifestantes desbordaron las barreras policiales. La sesión se suspendió y ambas cámaras fueron puestas en confinamiento.

Se produjo el caos: Disparos de gases lacrimógenos en la rotonda del interior del Capitolio y los policías sacaron sus armas.

Las imágenes impresionantes de manifestantes en los pasillos del Congreso, posando en la tribuna de la cámara baja o en la oficina de su presidenta, Nancy Pelosi, circularon por todas partes.

Una mujer resultó herida de bala y la Policía anunció más tarde su fallecimiento.

Se llamaba Ashli Babbitt, una exmilitar y fiel seguidora del presidente Trump que vivía en el sur de California, reportaron medios estadounidenses citando a su familia.

La alcaldesa de Washington decretó toque de queda a partir de las 6 p. m. y llamó a la Guardia Nacional como refuerzo.

Donald Trump hizo varios tuits pidiendo calma y recordando su divisa “ley y orden”.

Finalmente, pidió a sus seguidores que se fueran a casa, pero en un video les dice al mismo tiempo que los “ama” y vuelve a decir que le han “robado” las elecciones. Twitter y Facebook retiran el video poco después.

En un breve discurso desde su ciudad natal de Wilmington, Delaware, Joe Biden denunció una “insurrección”.

Algunos legisladores hablaron de intento de “golpe de estado”.

Después de que el toque de queda entró en vigor, los manifestantes fueron dispersados por las fuerzas de seguridad.

Alrededor de las 6:30 p. m. un oficial anunció que el Capitolio estaba de nuevo en seguridad.

Poco después de las 8 p. m., se reanudó la sesión para certificar la victoria de Joe Biden.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.