RecreaTico

Cerdo mechado que probé en Tibás está para un cómic de ñangazos

Cuando almorcé un sánguche de cerdo mechado y ensaladita de repollo, a la vuelta de La Nación, supe que tenía que contarlo. Más aún por la salsa y los camotes fritos que acompañaban el plato.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.