Daniel Kaizen Valerio. 30 julio

Cuando piensa en todos los rasgos o hábitos de la personalidad que podría desarrollar para tener éxito en los negocios, hay un rasgo que muchas personas olvidan. Si es amable con la gente o no, no parece importar mucho en los negocios. Pero la realidad es totalmente diferente.

Descubrirá cuáles son los beneficios y qué puede suceder en los negocios si es amable con los demás.

El emprendedor exitoso

En libros y películas vemos la figura del empresario gruñón, ambicioso y que no le interesan las necesidades ni de sus empleados ni de otras personas que conoce. La verdad es que la mayoría de las personas exitosas son bien conocidas por ser amables con los demás.

Esto se debe a que han aprendido que esta costumbre a largo plazo les da más recompensas. Si mira a Bill Gates, Larry Page o cualquiera de los grandes millonarios de la tecnología, descubrirá que valoran la amabilidad y la decencia en sí mismos y en las personas que los rodean tanto como la capacidad de programación o la educación.

La amabilidad es una técnica de liderazgo

Cuando es amable con otras personas, pero aún se destaca como alguien a ser respetado y admirado, ha descubierto uno de los modelos de liderazgo más efectivos que existen. La gente seguirá a alguien que los trata con amabilidad.

Trabajarán más duro para usted. No les importará compartir sus ideas con usted. En general, le irá mejor en los negocios cuando esto suceda.

Un líder que lidera por la fuerza y el miedo termina siendo un dictador. Un líder que lidera con amabilidad y respeto es el que logra que las personas lo sigan donde sea y hagan lo que él quiere sin tener que obligar a nadie a hacerlo.

¿Qué sucede cuando no es amable?

Entonces, ¿qué pasa cuando no es amable? Es posible que pueda lograr que las personas trabajen por usted durante algún tiempo, pero cuando no esté mirando, las personas no trabajarán.

Si trata mal a las personas, encontrarán muchas maneras de vengarse de usted, y ciertamente no van a acercarse a usted con sus mejores ideas, lo que significa que podría perderse de grandes oportunidades de negocios e ideas innovadoras.

Finalmente, piense en las personas que le rodean en este momento. Recuerde que si trata mal a las personas a su alrededor, en algún momento la vida se lo puede cobrar.

Si trata bien a las personas, hay una buena posibilidad de que sean valiosas para usted si se reencuentra con ellas en su vida en el futuro.

Es mejor tratar siempre de cultivar un ambiente sano y positivo a su alrededor.