Bibliotecario recibe ¢3,1 millones al mes y choferes hasta ¢2 millones

Por: Juan Fernando Lara, Aarón Sequeira 15 julio, 2015
Un oficial de tránsito gana hasta ¢2,7 millones en UCR
Un oficial de tránsito gana hasta ¢2,7 millones en UCR

En la Universidad de Costa Rica (UCR), el salario de un oficial que regula el tránsito interno de vehículos llega hasta los ¢2,7 millones. En total, hay 249 policías y, en promedio, su sueldo es de ¢1.057.526. De ese grupo, 60 superan los ¢1,3 millones.

Mientras tanto, en el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) la paga de un tráfico con experiencia es de ¢630.000 y si tiene un título profesional sube a los ¢800.000.

El tema de salarios en esa universidad, que tiene 9.294 empleados, lo evidenció el diputado del Movimiento Libertario, Otto Guevara, quien dio a conocer toda la lista de funcionarios (con identidad y cédula) reportados en la planilla de octubre del 2014 a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La Nación analizó el listado y halló varios puestos que pagan mucho más que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) –información publicada este martes– y que el sector privado.

De los 80 bibliotecarios de la UCR, quien más gana percibe ¢3,1 millones (en el ICE, llega a ¢2,6 millones y en el sector privado a ¢877.000). En promedio, en la universidad, ese profesional recibe ¢1,5 millones.

El salario de los 56 mensajeros universitarios es de ¢773.000, en promedio, pero el mejor pagado obtiene ¢1,7 millones.

Esta casa de estudios da hasta ¢1,5 millones a bodegueros y ¢1,3 millones a conserjes y albañiles, montos que se igualan a los mejor pagados por esos oficios en la planilla del ICE.

El sétimo arte en la UCR también es motivo de buen salario según los años de trabajo. Un acomodador de cine percibe hasta ¢1,7 millones y, en promedio, el salario de esos ocho funcionarios es ¢1,4 millones.

infografia
La paga para los técnicos y asistentes es mayor. A una funcionaria reportada a la CCSS como “asistente de enseñanza preescolar” se le pagaron ¢5,8 millones en octubre.

Entre los 297 técnicos y asistentes en recursos humanos, hay uno que percibe ¢3,3 millones (el promedio es ¢1,1 millón) y, de 124 técnicos y asistentes en archivo y conservación de museos, uno gana ¢3,8 millones.

Pluses. Desde setiembre del 2013, la misma Contraloría de la UCR advirtió, en el informe OQ-R-107, de que los sobresueldos o pluses podrían causar un colapso económico si no se toman acciones en el corto plazo. Cada uno de los más de 9.000 funcionarios recibe por concepto de anualidad, 5,5% de su salario base.

A ese plus, pueden sumarse sobresueldos como la experiencia docente, dedicación exclusiva y el régimen de carrera académica, que podrían incrementar los pagos hasta en un 60%.

En el 2014, la UCR erogó ¢157.000 millones por remuneraciones. De ellos, 52%, ¢82.392 millones, eran pluses salariales Ese monto se compone de un 44% en pluses, como ascensos y anualidades, y un 8,5 % por régimen académico (investigaciones).

El año pasado, el contralor de la UCR, Glenn Sittenfeld, dijo que “los pluses actuales son elementos que distorsionan el salario, porque lo elevan a un monto superior a la inflación. Si la situación sigue así, las finanzas podrían colapsar”.

Según el rector de la universidad, Henning Jensen, “muchos” factores justifican estos sueldos.

“Puede haber factores accidentales, no constantes en la definición del salario, como el caso de una persona que apareció una vez con ¢8 millones y se debía al pago de varias mensualidades atrasadas”, justificó el rector.

Añadió que un factor constante que engorda el salario de un chofer, por ejemplo, son la antigüedad y las horas extra.