4 octubre, 2009
 AP Mercedes Sosa se observa durante un concierto en Quito.
AP Mercedes Sosa se observa durante un concierto en Quito.

DPA

Buenos Aires. La cantante argentina Mercedes Sosa murió hoy a los 74 años en Buenos Aires a causa de una enfermedad hepática que provocó el deterioro de sus funciones orgánicas, sumiendo al país en un profundo pesar por la pérdida de uno de los grandes íconos de la música popular latinoamericana.

Sus restos serán velados en el Salón de los Pasos Perdidos en el Congreso argentino.

La Negra Sosa se encontraba internada desde el 18 de setiembre pasado en el Sanatorio de la Trinidad y su salud fue empeorando progresivamente en los últimos días. Falleció a las 5:15 horas (2:15 a. m., hora de Costa Rica) de este domingo.

Su enfermedad causó una profunda conmoción tanto en el medio artístico como en la población en general, ya que era una artista muy querida y un símbolo de los derechos humanos y del compromiso político y social.

Sus familiares informaron de su fallecimiento con un comunicado en la página oficial de la artista en Internet y pidieron que se la recuerde cantando.

“Lo que más feliz la hacía a Mercedes era cantar. Y seguramente ella hubiera querido cantarles también en este final. De modo que así queremos recordarla y así los invitamos a hacerlo con nosotros”, expresaron sus seres más cercanos en una emotiva carta que publicaron en el sitio oficial de la cantante en Internet.

Sus familiares homenajearon a Sosa con las palabras de la cantante y compositora Teresa Parodi: “Mercedes, salmo en los labios, amorosa madre amada mujer de América herida, tu canción nos pone alas y hace que la patria toda menudita y desolada no se muera todavía, no se muera porque siempre cantarás en nuestras almas”.

El comunicado es acompañado por la voz de La Negra cantando “al quemarse en el cielo la luz del día, me voy con el cuero asombrado me iré, ronca al gritar que volveré repartida en el aire a cantar siempre”.

Personalidades de la cultura, el arte y la política de Argentina expresaron su dolor por la partida de Sosa.

“Se nos está yendo el corazón. Ha sido una compañera inigualable, un privilegio de lucha. Nos dio su ejemplo de lucha para que podamos tener más justicia, más derechos, más democracia. Es un dolor inmenso”, declaró el músico Víctor Heredia, estrecho amigo de La Negra Sosa.

"Mercedes fue la voz de quienes no teníamos la posibilidad de decir una enorme cantidad de cosas en la época de la dictadura", subrayó Heredia, al destacar el compromiso social y político de la cantante, que debió exiliarse en Madrid y París durante el régimen de facto.

El secretario de Cultura argentino, Jorge Coscia, despidió con pesar a Sosa, a la que consideró "una de las más trascendentales representantes de la cultura argentina del mundo", mientras el jefe del Gabinete nacional, Aníbal Fernández, destacó "su compromiso con la gente y el resto de los que han tenido que luchar y hacer cosas para que la Argentina fuera grande y distinta".

En sus casi seis décadas de extensa carrera artística difundió la música folclórica argentina y latinoamericana por todo el mundo e incursionó también en el pop y el rock , de lo que dejó testimonio en innumerables grabaciones discográficas.

Interpretó temas como Gracias a la vida , de Violeta Parra, Canción con todos , de Armando Tejada Gómez y César Isella, Alfonsina y el mar , de Ariel Ramírez y Félix Luna, y Yo vengo a ofrecer mi corazón , de Fito Páez.

Mercedes Sosa lanzó este año el disco doble Cantora , con duetos con los más reconocidos músicos y cantantes de la escena iberoamericana como Joan Manuel Serrat, Caetano Veloso, Shakira, Gustavo Cerati, Charly García, Calle 13 y Joaquín Sabina. La cantante sin embargo no pudo hacer una presentación oficial de esta obra debido a los problemas de salud que ya comenzaban a complicarse.

Cantora 1 fue nominado como mejor álbum del año y mejor álbum de folclore para los premios Grammy latinos.

Había nacido el 9 de julio de 1935 en un hogar humilde de la norteña ciudad de San Miguel de Tucumán, donde desde joven comenzó a interpretar la música popular argentina y latinoamericana, que años después llevó a los escenarios del mundo.