Archivo

Hondureños y nicaragüenses preocupados por prolongación del TPS

Miami (EEUU), 3 abr (EFE).- Activistas hondureños y nicaragüenses manifestaron hoy su preocupación en Miami frente a la posibilidad de que no se prolongue el Estatus de Protección Temporal (TPS) que EEUU ha otorgado a sus compatriotas y que vence el 5 de julio.

El presidente de Unidad Hondureña, José Lagos, dijo a EFE que, "a pesar de preocupantes rumores de que el TPS ya no será extendido, confiamos en que las autoridades estadounidenses renovarán esa garantía".

Por su parte Nora Sandigo, directora ejecutiva de la Fraternidad Nicaragüense, señaló que "sería una injusticia no renovar el TPS (por cuarta vez a más de 90.000 hondureños y a más de 5.000 nicaragüenses) ya que las condiciones que lo originaron no han cambiado en Centroamérica".

Estados Unidos otorgó el TPS a los refugiados de Honduras y Nicaragua que llegaron al país antes de finales de 1998, tras el huracán "Mitch", que azotó ese año Centroamérica.

Este programa es concedido por Washington a los inmigrantes indocumentados originarios de países que han sufrido desastres naturales o donde existen conflictos bélicos

Lagos y Sandigo afirmaron que a las devastadoras consecuencias económicas que ocasionaron los huracanes de hace cinco años se deben sumar posteriores sequías, desastrosas para la agricultura, y la caída de los precios del café en los mercados internacionales.

Los activistas señalaron que han intensificado una campaña de cartas dirigidas al presidente de EEUU, George W. Bush, en la que no solamente le piden la renovación "del programa humanitario TPS, sino que su rediseño para permitir la legalización (residencia) de esos inmigrantes".

Asimismo, hicieron un llamado de alerta a sus compatriotas sobre "personas inescrupulosas que están cobrando para realizar ya los trámites de reinscripción del TPS".

Esas ofertas, dijeron, "son fraudulentas ya que en estos momentos nadie puede someter solicitudes hasta tanto no se haya tomado oficialmente la decisión conforme a la ley".

Las autoridades estadounidenses deben decidir sobre la renovación del TPS 60 días antes de la fecha de su vencimiento, es decir, el 5 de mayo. EFE

cer/jma