Álvaro Murillo. 7 julio, 2012

San José (Redacción). Hace 23 años, como ministro de Gobernación, Antonio Álvarez Desanti prometía estar atento a la entrada de lesbianas al país. Ahora, como precandidato presidencial, promueve anuncios en televisión a favor de las personas homosexuales.

No es una contradicción, según el aspirante liberacionista. Es una evolución. “Ahora tengo una mentalidad mucho más abierta. Ha trancuscurrido mucho tiempo. El mundo ha cambiado. Uno ha tenido vivencias familiares distintos que le dan una visión distinta. Grave sería que no evolucionemos”.

Esta fue la explicación que dio este viernes a La Nación desde Italia, un día después de tener que aclarar su posición en el perfil de Facebook, porque en las redes sociales circuló un recorte de periódico del 11 de abril 1990 titulado “Guerra a las lesbianas”.

En ese recorte él prometía, como ministro de Gobernación, defender los “valores morales” evitando que se celebrar un congreso de lesbianas que afectaría “el estilo de vida del país”.

Para eso ordenaron a los consulados de Costa Rica en todo el mundo no conceder visas a mujeres solas. En el aeropuerto también se rechazaría el ingreso a “sospechosas” de participar en el congreso.

Desanti dice que su posición cambió desde hace años. “La hice pública en un debate entre candidatos presidenciales en el 2005. Ahí di mi apoyo los proyectos de sociedades de convivencia y los derechos civiles para las parejas gays y lesbianas. Desde entonces he sido consistente en mi posición y ahora lo impulso a raíz de la posición de Justo Orozco, que viola los derechos humanos”.

¿Por qué en ese momento pensaba distinto? “En ese momento no había discusión sobre el tema. Sí puedo decirle que en mi período como Mininistro de Gobernación nunca peseguimos bares ni centros de homosexuales”.

El precandidato dijo que su opinión actual no es populista, como le han criticado algunos internautas. “No lo creo. La mayoría popular no apoya estos temas. Quizá en redes parece eso, pero las redes sociales no son el país”.