Farándula

Ezra Miller: La caída e incierto futuro de una emergente estrella juvenil

El polémico actor protagoniza ‘The Flash’, superproducción de $200 millones que debutará en 2023

Una década atrás Ezra Miller era uno de los talentos juveniles emergentes más interesantes que ofrecía el cine estadounidense. Gracias a aplaudidas actuaciones en películas independientes como Tenemos que hablar de Kevin (2011) y Las ventajas de ser invisible (2012), el actor estaba en la mira de los pesos pesados de Hollywood.

Así las cosas, la alianza entre Warner y el brazo cinematográfico de DC Comics se fijó en él para interpretar a Flash en su Universo Extendido de superhéroes, rol que interpretó en Liga de la Justicia (2017) con mucha dedicación y carisma. Hoy día, ese mismo actor emergente, a los 29 años, representa uno de los mayores dolores de cabeza del estudio.

Recientemente, rumores comenzaron a circular en torno a una secta que el actor estaría liderando en su casa del estado de Vermont. Sin embargo, una investigación de la revista Rolling Stone despejó las dudas. En rigor, Miller estaría protegiendo en su casa a una madre de 25 años y sus tres hijos (con edades entre 1 y 5 años), a quienes había conocido en Hawái en marzo pasado.

La mujer estaría huyendo de un esposo abusador. Las autoridades llegaron al lugar y habrían encontrado marihuana y armas repartidas por el lugar. El menor de los hijos incluso habría estado jugando con una bala.

Del paradero de Miller no se sabe, pero la anterior es solo una de las controversias en que el actor está involucrado. En el último tiempo ha sido detenido dos veces, primero en marzo en un bar de Hawái, donde protagonizó una pelea; y en abril en una casa de la misma localidad donde habría herido a una mujer tras tirar una silla.

Pero hay más. También se le acusa de conducta inapropiada hacia una menor, llamada Tokata Iron Eyes, hija de un famoso abogado y activista del pueblo Sioux. Además, una madre en el estado de Massachusetts lo demandó por amenazar y tener una conducta inapropiada con su hijo de 12 años. Todo eso, sumado a reportes de conflictos y encendidas discusiones en el set de The Flash, que dirige el argentino Andy Muschietti. Por todo lo anterior, Miller ha desatado una crisis mayúscula al interior de la Warner.

The Flash, cinta programada para debutar en julio de 2023, es uno de los filmes más importantes del estudio para la próxima temporada. Sin embargo, su estatus estaría tambaleando. Aunque en un principio representantes del estudio defendieron el filme y aseguraron estar promoviendo que Miller reciba ayuda especializada, en las últimas semanas ha existido un absoluto silencio.

De hecho, trascendió que el estudio habría suspendido su vínculo con el actor, pero aún no sabría qué hacer con el filme que ya está completamente rodado y habría costado una fortuna: $200 millones. Con el futuro de una potencial saga de películas en duda, no se sabe si estrenarán el filme en cines o en una plataforma de streaming.

Pero como falta más de un año para el estreno, varios ejecutivos esperan que la controversia amaine con el paso de los meses. Parece difícil, pero es la fe de una empresa fílmica que no está dispuesta a perder ni un dólar, ya veremos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.