Manuel Herrera. 23 abril, 2018

“Para mí fue un año muy satisfactorio y de muchísimo crecimiento. Aprendí a ver la vida de una manera distinta y disfruté mucho compartir con comunidades a las que pude ayudar”.

De esa manera resume Elena Correa los nueve meses que transcurrieron desde que se coronó Miss Costa Rica 2017 –el 18 de julio anterior– hasta este viernes 27 de abril, cuando se elegirá a su sucesora.

Correa destacó que la experiencia como Miss Costa Rica le aportó madurez personal y profesional y un empoderamiento mayor al que tenía incluso desde antes de optar por la corona.

Elena Correa representó al país en el Miss Universo. Fotografía: Cortesía Elena Correa.
Elena Correa representó al país en el Miss Universo. Fotografía: Cortesía Elena Correa.

La estudiante de Medicina y Administración de Empresas afirmó que el certamen de belleza también le heredó más seguridad y mayor espíritu de lucha para conquistar sus sueños.

“Miss Costa Rica me dio muchísima madurez. Me siento mucho más empoderada, segura de mi misma y con muchísimas ganas de seguir mis sueños. Ahora creo que el límite es uno mismo y el Miss Costa Rica me ayudó a entenderlo”, refirió la herediana, de 28 años.

Por encima de todo, incluso de la gente que la atacó por la forma en que fue electa reina, la morena comenta que la experiencia fue tan enriquecedora que sobrepasó las expectativas que tenía de niña, cuando soñaba con poder representar al país en el Miss Universo.

“Mi reinado fue polémico porque la elección fue distinta a lo que la gente esperaba, pero aprovecho para recalcar que fui electa Miss Costa Rica porque en el 2016 fue la virreina del certamen. Recibí comentarios de todo tipo en este tiempo, pero cada una de esas opiniones me ayudaron muchísimo a crecer, nunca tomé esos comentarios de forma negativa ni nunca me sentí mal por ninguno porque cuando uno sabe bien qué es lo que quiere hacer y hacia donde ir, nada puede afectarlo”, manifestó Correa.

Trabajo arduo

Aunque no obvió la crítica, Elena Correa prefirió dejarla en un segundo plano y luchar por lo que creía como reina de belleza.

“Estuve enfocada en diferentes actividades. Al principio me involucré mucho en el tema ambiental. Participé en campañas de recolección de basura y de siembra de árboles; en mis redes sociales concientizaba a la gente a reciclar, les enseñaba a cómo hacerlo y motivaba al cuido del medio ambiente. Después visité comunidades y asociaciones donde compartí con niños en riesgo social; visité Lomas del Río (Pavas) donde compartimos una tarde muy linda con los niños de esa zona”, reseñó Correa.

Elena Correa, el oficial Manfred Calderón y varios niños vecinos de Lomas del Río, Pavas, conversaron y jugaron la tarde del viernes 9 de febrero. Elena Correa para LN
Elena Correa, el oficial Manfred Calderón y varios niños vecinos de Lomas del Río, Pavas, conversaron y jugaron la tarde del viernes 9 de febrero. Elena Correa para LN

A la lista se suma reuniones con mujeres víctimas de violencia, una campaña de recolección de víveres en favor de fundaciones de bien social y otra iniciativa para encontrarles hogar a perros callejeros a través del programa Un alto por Emilio, de la organización Animal Shelter Costa Rica.

“Lo que siento es mucha satisfacción”, subrayó Correa.

Según la Miss Costa Rica 2017 su trabajo social como reina tuvo impacto debido al apoyo que recibió de Gabriela Alfaro, director del Miss Costa Rica, y de los diferentes patrocinadores del certamen de belleza.

También esas labores se basaron en tener un plan de trabajo definido para cumplir con los objetivos, por ello recomienda a su eventual sucesora a definir una ruta de acciones sociales.

“Le deseo lo mejor a la futura Miss Costa Rica, quiero que sepa de antemano que va a tener la mejor experiencia de su vida porque así fue para mí. Con todo respeto, a la próxima reina le sugiero hacer un plan de trabajo con las obras sociales en las que se quiere involucrar y que las lleve a cabo sin importar los riesgos o lo que implica trabajar en ellas”, afirmó Correa.

Sobre su futuro a partir del sábado, cuando la corona será su gran recuerdo de juventud, dijo que se enfocará en continuar con sus estudios en Administración de Empresas y espera retomar su carrera de Medicina en el 2019. Además está dándole forma a un negocio que quiere emprender pero del que, por ahora, no ofrecerá detalles.

“Habrá una nueva reina pero seré la Miss Costa Rica 2017, eso no va a cambiar. Siempre me va a llenar de mucha felicidad y orgullo el haber tenido la oportunidad de haber representado a mi país en el Miss Universo y haber ayudado a muchas personas”, detalló Correa.

Aunque con mucha nostalgia, Elena Correa agradece a todas las personas que la apoyaron en el proceso y en su última pasarela como reina, el viernes, así lo hará saber.

De viaje con la Miss Costa Rica Elena Correa

En su último día como reina, Elena Correa se acompañará en la velada de su novio Carlos Rodríguez, de su mamá Mercedes Usuga, de su padre Gustavo Correa y de su hermana Mónica. También estarán dos de sus mejores amigos.