Carlos Soto Campos. 11 febrero
Jorge Jiménez Deredia en el primer día de montaje de su exposición San José 'Jiménez Deredia en San José: La fuerza y la universalidad de la esfera'. Foto: Diana Méndez
Jorge Jiménez Deredia en el primer día de montaje de su exposición San José 'Jiménez Deredia en San José: La fuerza y la universalidad de la esfera'. Foto: Diana Méndez

Una mañana fría (por debajo de los 18°), recibió a Jorge Jiménez Deredia en el centro de San José, justo al frente del edificio de Correos. En este punto de la capital inició, a las 6 a.m. de este lunes 11 de febrero, el montaje de la exposición Jiménez Deredia en San José: La universalidad de la esfera.

Desde noviembre están llegando obras al país, pero el lunes inició oficialmente el montaje. La exposición estará disponible con sus 27 esculturas a partir del 20 de febrero, pero tras la jornada del lunes, el público ya puede observar las esculturas frente al edificio de Correos, en la Avenida Central y la parte trasera del Banco Central.

El escultor tico vino desde Italia junto a tres asistentes de la zona, pero aunque la experiencia los acompaña, las primeras tareas no fueron fáciles. Citando al expresidente Solís: una cosa es verla venir y otra es bailar con ella.

Cajas de madera y vallas de metal era lo único que podían ver los transeúntes al inicio, además de una tarima negra en la que se colocarían las cuatro grandes piezas de mármol que forman la escultura Génesis evolución.

(Video) Jiménez Deredia se involucra de lleno en el montaje de sus esculturas

“Esta obra es sobre el ciclo de la vida, un ciclo que no podemos detener”, explicó el artista a los medios de comunicación presentes. La primera figura es pequeña pero el tamaño de sus esferas va creciendo, hasta revelar una figura humana.

“Son cuatro óvulos, el primero es el fecundado. En el momento en el que el espermatozoide toca el óvulo hay un big bang”, comentó. Esa explosión, sugirió el autor, da origen a la vida humana.

Montaje

Jiménez Deredia, frente al edificio de Correos desde temprano, estuvo muy involucrado en cada detalle. Vestido con camisa y camiseta negra, jeans negros y unas tenis oscuras, el escultor de 64 años se aseguró primero de que la base de las esculturas estuviera al nivel correcto.

Luego participó de la apertura de las cajas de madera que revelarían la primera escultura, Génesis evolución, eso después unas dos horas de trabajo previo. Este conjunto tiene cuatro piezas de mármol de dos metros de ancho con una figura esférica encima.

Jorge Jiménez Deredia posa frente a su obra 'Génesis evolución', en la plaza frente al Edificio de Correos. Foto: Diana Méndez
Jorge Jiménez Deredia posa frente a su obra 'Génesis evolución', en la plaza frente al Edificio de Correos. Foto: Diana Méndez

Cada una de las bases de mármol debía ser alineada con la otra, pero el peso de las figuras hacía que al menos unos 4 asistentes –incluyendo trabajadores municipales– tuvieran que involucrarse.

Jiménez Deredia daba instrucciones en una mezcla de italiano y español a sus asistentes y al de la grúa, para que los ticos e italianos entendieran por igual. “Gira la per la. Bájela. Aspeta Alessandro!", indicaba.

Se le ve tranquilo en entrevistas, pero en los montajes, él es el primero en tocar la pieza, forcejeó para abrir las cajas de madera, empujó las lingas que sostenían con grúa sus obras, le pone jabón a las bases que sostendrán las esculturas para que el acomode sea más fácil.

“Ya los asistentes me entienden algo del español”, dijo riendo, cuando la tarea había terminado. “Yo no puedo quedarme viendo cómo trabajan, todo es muy delicado; en un segundo, una obra puede golpearse y eso es irrecuperable”, comentó.

Como Genesis evolución cuenta con cuatro piezas, cada una debía estar alineada con la otra, y él –armado con tablas y niveles– se encargó de supervisar que así fuera.

En el montaje de la tercera escultura del conjunto, Jiménez Deredia notó que la grúa le había chorreado unas gotas de aceite a esta pieza y de inmediato buscó una esponja para limpiar la superficie. El montaje de la primera obra duró al menos unas cuatro horas.

Por supuesto, varios curiosos rodearon el espacio para observar el montaje, ansiosos de saludar al artista y de ver el resultado de su trabajo.

“Señor Jiménez Deredia, Muchas gracias por tanta belleza!”, le dijo una señora que se acercó a saludar. "Esto lo van a arruinar las palomas", dijo otro señor, que recordó el deterioro que han sufrido varias iglesias por los inquilinos voladores de San José.

Exposición
Jorge Jiménez Deredia supervisó cada detalle del montaje. Foto: Diana Méndez
Jorge Jiménez Deredia supervisó cada detalle del montaje. Foto: Diana Méndez

La exposición Jiménez Deredia en San José: La fuerza y la universalidad de la esfera reunirá bajo el cielo de la capital más de 20 esculturas de mármol, granito y bronce creadas por el autor.

Variarán en tamaños, pero se sabe que expondrá algunas de sus obras más monumentales, como Génesis de Costa Rica, que pesa 33 toneladas y es de puro mármol.

El recorrido propuesto por la Municipalidad de San José iniciará frente al Edificio de Correos y llevará a los transeúntes por la avenida Central y hasta la Plaza de la Democracia, en donde se ubicarán cuatro obras grandes.

Como parte del circuito, algunas esculturas estarán en el Museo del Jade y Museo de Oro Precolombino, donde Jiménez Deredia espera que la gente pueda profundizar en su creación.